Fuerte cruce radial entre Grabois y Tenembaum por Venezuela

Fuerte cruce radial entre Grabois y Tenembaum por Venezuela

El dirigente social discutió fuerte por más de media hora con Ernesto Tenembaum por la situación de Venezuela.


Es una semana de cruces radiales y conflictos al aire para Ernesto Tenembaum. El miércoles, el periodista y el exjefe de Gabinete Alberto Fernández se dijeron de todo y discutieron por sus puntos de vista acerca del Gobierno de Mauricio Macri y acerca de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Pero este viernes, fue el turno del dirigente social Juan Grabois quien se enfrentó en duros términos con el conductor de radio.

Si bien Grabois evitó dar su posición sobre el mandato de Nicolás Maduro por “no conocer el tema en profundidad”, sí dio lugar a denunciar un “golpe de Estado” promovido por Estados Unidos, al mismo tiempo que mandó al frente a Tenembaum por no saber quién es el presidente de Honduras. El debate se extendió por más de media hora.

El dirigente social comparó la situación de Venezuela con otros país de Latinoamérica que “no forman parte de la agenda” y el periodista lo cuestionó por no repudiar las violaciones a los derechos humanos del régimen chavista.

Lee el cruce completo

Juan Grabois (JG): «Mi posición es similar a la de Uruguay y México. Con independencia de lo que pienses respecto del gobierno de Maduro, es un error grave y un antecedente peligrosísimo el reconocimiento de un gobierno de facto y sobre todo esta suerte de festejo de métodos de protesta social, que se evalúan con doble vara. O sea, están bien en Venezuela pero están mal en la Argentina. He visto medios argentinos que se han cansado de criticar las movilizaciones pacíficas que realizamos los movimientos sociales aquí festejando el uso de bombas molotov, capuchas, escudos, palos, saqueos, piquetes… Entonces uno se pregunta cuál es el criterio con el cual se acepta la aplicación de la violencia en el marco de los procesos de cambio.

Desde luego mi que posición es diametralmente opuesta a la que asumió (Mauricio) Macri. Ni siquiera todos los países aceptaron la autoproclamación la persona que se declaró presidente sin el más mínimo fundamento legal. Esto genera un antecedente peligroso».

Ernesto Tenembaum (ET): ¿Y de Maduro qué opinás?

JG: «Lo que opino de Maduro es un tema absolutamente secundario porque poco puedo opinar. No conozco en profundidad el tema. Sí veo que en Venezuela hay una crisis tremenda que lleva muchos años. Y eso se resuelve mediante el diálogo».

ET: «A mí no me parece neutral ni lógico que tengas una opinión tan clara respecto a qué es lo que hace (Juan) Guaidó y no tengas información respecto de Maduro. Los informes de los organismos de Derechos Humanos más equilibrados y prestigiosos del mundo son estremecedores. Hablan de picanas eléctricas, torturas, persecución a opositores, disparos a manifestantes, cárcel a políticos y miles de exiliados. Tampoco hay elecciones legítimas.

Desde los años 80 que no he visto una dictadura conformada con un aspecto tan clásico. Por supuesto que esta salida con (Donald) Trump y (Jair) Bolsonaro atrás es hiper cuestionable. Pero cuando te pregunto qué opinas de Maduro no me podés decir que no estás informado».

JG: «Vos hacés una descripción para desacreditar mi opinión. Esa descripción es muy similar a la que se podría hacer de Honduras, que es un país que no está en la agenda porque no tiene la principal reserva de petróleo de América Latina. Que Trump se preocupe por la democracia en Venezuela me suena extraño; que se preocupe por capturar las reservas de Venezuela me suena más probable. Y eso me preocupa porque soy argentino. Tolerarle todo a Maduro no; pero tampoco avalar un golpe militar«.

ET: «Pero Juan, lo que hay en Venezuela no es un golpe militar».

JG: «Muchos golpes militares se han dado sin disparar una bala. Intentaron la salida militar, no les salió y ahora hicieron algo que es un antecedente muy jodido. La caracterización de dictadura que hacés, peso más o peso menos, se aplica a un montón de países de América Latina. No te escuché hablar nunca de los migrantes de Honduras. ¿Cómo se llama el presidente de Honduras?»

ET: (…)

JG: «No lo sabés. Yo a Venezuela no fui nunca; a Honduras sí. Fijate el baño de sangre que hubo. En Venezuela están promoviendo una guerra civil y eso es mucho peor».

ET: «No sabés con el dolor con el que te escucho. Basta salir a la calle y preguntarle sus historias a los chicos venezolanos que te atienden en cualquier bar y te juro que te ponés a llorar».

JG: «No estoy diciendo que Venezuela es un paraíso. Me molesta que metan preso a Leopoldo López. Mi argumento es que hay una evaluación subjetiva. ¿Querés que te diga que lo de Venezuela es una dictadura militar? No lo pienso. Pienso que es un gobierno que está absolutamente desarticulado y que tiene que establecer una estructura de diálogo mucho más firme. Todo sucede en un contexto de ambiciones de otros países que participan del bloqueo económico sobre los recursos naturales de Venezuela; fundamentalmente de Estados Unidos. ¿Esto es un invento mío? ¿Trump se preocupa por los Derechos Humanos?»

ET: «Pero si tenés un régimen de hambre y represión de tantos años sí es una dictadura… vos llamás golpe a cualquier cosa».

JG: «No. Llamo golpe a que se proclame a un presidente y Estados Unidos lo reconozca a los cinco minutos. Que no se reconozca esa injerencia es no querer ver la realidad. Yo hablo de lo que conozco. No me posiciono sobre Siria o Afganistán. No conozco actores ni del gobierno ni de la oposición de Venezuela. Y Maduro por lo menos emerge de un proceso parecido a uno democrático».

ET: «De ninguna manera».

JG: «Cuando haya una guerra civil, ¿qué vas a decir?»

ET: «Es que para mí también está mal la salida que están planteando».

JG: «Mirá la situación de México. No hubo mayor matanza de dirigentes sociales sindicales y de la sociedad civil que en México y en Colombia. Mucho más que en Venezuela. Pasa que vos seguís una agenda internacional que tiene que ver con una determinada postura geopolítica. No sabés ni quién es el presidente de Honduras. ¿Porque no te fijás en eso? Es un argumento malísimo el que estás usando».

ET: «Es que tu postura llevada al extremo intenta justificar violaciones de Derechos Humanos. Hablás de las marchas como si fueras (Patricia) Bullrich. Y no tengo problema, en un rato me pongo a estudiar a Honduras».

JG: «Nunca es válida la violencia política. Siempre hay que buscar el camino del diálogo. Para denunciar las violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela estás vos. Hay un montón de gente hablando de eso. Es el discurso hegemónico en los medios de comunicación y me parece bárbaro. Pero yo me dedico a hablar de otra cosa. La discusión está entre los que quieren una solución dialogada y los que quieren un golpe de estado promovido por Estados Unidos».

Qué se dice del tema...