El dilema de las vacaciones de invierno: Covid, dinero y las ganas de viajar

El dilema de las vacaciones de invierno: Covid, dinero y las ganas de viajar

El 83% de los argentinos encuestados tiene como prioridad viajar. Mientras, el sector comercial agoniza.


M ás del 80% de las y los argentinos espera que cesen las restricciones para volver a viajar. La abstinencia de kilometraje augura una buena recuperación del turismo internacional y doméstico, pero mientras tanto, del otro lado del mostrador, los distintos actores de esta actividad protestan y negocian las maneras en que el turismo debería volver.

 

Las ganas de viajar, en números

Booking.com relevó recientemente 28 países para conocer el entusiasmo y la predisposición por volver a viajar y la encuesta arrojó que las y los argentinos lideran el ranking de los más ansiosos: el 83% señaló que viajará una vez que se levanten las restricciones. En el ranking, los siguen las y los italianos (82%) y las y los rusos (82%).

Aún más, las personas encuestadas de Argentina manifiestan prioridades claras: el 69% afirma que tiene más ganas de viajar ahora que antes de la pandemia; el 73% afirma que prefiere irse de vacaciones en 2021 antes que encontrar pareja y el 57% lo prefiere incluso antes que el éxito laboral o un ascenso.

La investigación arrojó que casi seis de cada 10 (59%) de los argentinos aprovechó el tiempo de más que pasó en casa para planear sus próximos viajes, mientras que casi la mitad (49%) acumuló días de vacaciones y les entusiasma la posibilidad de tomarse un descanso más largo en 2021.

Dentro de las prioridades figuran desde el reencuentro con miembros de la familia (79%), hasta ver a un grupo de amigos (82%). Lo que puede indicar una preferencia es que predominan destinos que incluyan atracciones para todas las edades y espacios al aire libre donde disfrutar de la naturaleza. Asimismo, al pensar en sus viajes para 2021, el 49% viajaría con su pareja, el 53% con su familia nuclear y el 23% con un grupo de amigos.

Esto quedó manifiesto en un relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que indica que este fin de semana largo realizaron excursiones y viajes de corta/mediana distancia 1,6 millón de turistas, a pesar de la pandemia y el partido de la Copa América, lo cual significó un gasto de 4.576 millones de pesos.

El movimiento de argentinos por Argentina fue el 50% de lo esperable en años normales y representa también un buen augurio para las vacaciones de invierno, aunque aún resta que los gobiernos provinciales y municipales definan qué podrá hacerse y qué no en dicha temporada.

 

Oferta y demanda

La demanda está. Las y los viajeros esperan la flexibilización de las restricciones de circulación, el avance del proceso de vacunación y el control de la circulación del Covid-19. Sin embargo, la oferta es lo que sigue siendo el foco de tensión.

Según datos de un estudio de Focus Market, el valor de los pasajes de avión aumentó un 330% en comparación con el año pasado, mientras que el incremento de la hotelería llega hasta 305%, también.

Los comercios de este sector llevan casi 16 meses en caída libre y no sólo se enfrentaron a la inflación y a la devaluación del peso, sino que deben recuperarse económicamente de deudas contraídas en esos meses sin demanda, en los que la mayoría de las PyMes y autónomos debieron sobrevivir de sus ahorros personales y de los créditos a tasa 0 ofrecidos por el Gobierno, pero que ahora tienen que pagar.

Los vuelos domésticos continúan mayormente recortados y, por ende, a muchos destinos turísticos se les suma el problema de la conectividad. La oferta aérea no sólo sufre un feroz encarecimiento para los viajeros, sino que también debieron enfrentar la reducción de rutas a causa de la pandemia y la pérdida millonaria que significa volar aviones semivacíos. Cabe mencionar que desde el 9 de julio, la ANAC comenzó una agenda de flexibilización de vuelos internacionales, autorizando mayor cantidad de pasajeros:

-Del 10 de julio al 16 de julio: 5.200 pasajeros (742 por día)

-Del 17 de julio al 23 de julio: 6.300 pasajeros (900 por día)

-Del 24 de julio al 30 de julio: 7.000 pasajeros (1.000 por día)

-Del 31 de julio al 6 de agosto: 7.000 pasajeros (1.000 por día)

Ahora falta que la ANAC coordine y publique el nuevo cronograma de vuelos.

Cabe destacar también que un grupo de Agencias de Viaje Autoconvocados reclama que los vuelos internacionales también se reanuden en el Aeropuerto de Córdoba, ya que por ahora sólo tiene permitido la terminal de Ezeiza.

Por otro lado, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) sumó sus propios datos: las expectativas económicas de cara a las vacaciones de invierno son “’inciertas’ para el 36 % de las empresas Pyme, ‘bajas’ para el 28%, ‘muy bajas’ para otro 28%. Sólo 8% (cerca de 1 de 12) tiene altas expectativas”.

Pero los datos alarmantes continúan: la ocupación hotelera en la Ciudad de Buenos Aires es de apenas 10%, y 60% de los hoteles están total o parcialmente cerrados.

 

Según Fecoba, las expectativas económicas de cara a las vacaciones de invierno son “’inciertas’ para el 36 % de las empresas Pyme, ‘bajas’ para el 28%, ‘muy bajas’ para otro 28%. Sólo 8% (cerca de 1 de 12) tiene altas expectativas”.

 

Un poco de agua al incendio

A causa de las deudas y el malestar que se sigue acumulando a los comercios de la industria turística, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Turismo y Deportes, sumó nuevas medidas de auxilio económico al sector.

Entre ellas se destaca la extensión de la inscripción para la sexta versión del Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (ApTur), que beneficiará económicamente con 22 mil pesos por mes durante cinco meses a cada empresa.

También se presentó la segunda edición del Fondo de Auxilio y Capacitación Turística (Fact). Se trata de un beneficio económico directo que será otorgado para los gastos vinculados al desarrollo de la actividad a empresas del sector. El monto de la asistencia es de hasta $ 22 mil por cada empleada/o a cargo, y será distribuido en pagos mensuales.

Esta asistencia es complementaria con el Repro 2; mientras que alcanzará a alrededor de 6.500 empresas. La partida presupuestaria es de $ 2.000 millones.

Así, el ministro de esta cartera, Matías Lammens: “Una empresa de hotelería, gastronomía o de servicios turísticos que tenga 10 empleados recibirá, en cuotas, $ 220 mil para afrontar erogaciones como, por ejemplo, servicios o el pago del aguinaldo”.

La segunda versión del PreViaje es uno de los programas más esperados por los empresarios del sector, pero el anuncio se haría esperar hasta después de las vacaciones de invierno. Este programa se trata de la devolución por parte del Estado del 50% del valor gastado en la compra de un viaje que podrá ser utilizado luego en otros servicios turísticos y culturales, y está pensado en incentivar las compras de cara a las vacaciones de verano. En cuanto a las vacaciones venideras el mismo ministro Lammens ya lo había aclarado: «No vamos a incentivar las vacaciones de invierno».

Del cuadro epidemiológico dependerán la fecha de anuncio de este programa para fomentar el turismo en temporada baja (septiembre, octubre y noviembre).

Finalmente, entre las medidas de auxilio también se contempla la gestión para reiniciar el turismo internacional, la extensión del plazo para que los prestadores turísticos se inscriban en Aptur 6, la presión para que Migraciones flexibilice el número de ingreso diario de argentinos del exterior y la confirmación de que seguirá vigente el Repro 2.

De esta manera, la industria turística deberá hacer malabares entre el factor de contagio por circulación, las ansias de las y los argentinos por viajar y la necesidad de reactivar el turismo como impulsor de empleo genuino en cada rincón del país.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...