Carrió a Santilli: “Yo lo voto si usted me barre la Ciudad”

Carrió a Santilli: “Yo lo voto si usted me barre la Ciudad”

Juan Cabandié (FPV), Sergio Bergman (Pro) y Elisa Carrió (UNEN) participaron de un debate televisivo, que estuvo plagado de chicanas y reproches, más que de propuestas concretas.


Este miércoles se transmitió el debate televisivo del que participaron los candidatos a diputados nacionales Juan Cabandié (FPV), Sergio Bergman (Pro) y Elisa Carrió (UNEN). Durante todo el debate, transmitido por TN, los cruces más fuertes los protagonizaron el candidato kirchnerista y la candidata de UNEN. El candidato del Pro, de esa forma, se mantuvo en lo posible al margen de los cruces más violentos.

El primer cruce se dio en el bloque que abrió el debate libre. Allí Carrió tomó la palabra y Cabandié buscó interrumpirla: “yo sé que usted defiende los monopolios, pero le pido que no monopolice los debates”. “Ustedes y Cristina votaron las leyes a favor de Clarín, no yo”, respondió Lilita.

Antes, Cabandié había cruzado al rabino por los gastos de educación y salud del Gobierno porteño. El candidato del Pro respondió con gráficas que mostraban una evolución del gasto en educación del 16 por ciento “en términos reales” entre 2007 y 2014. “No se trata sólo de los números sino también de la calidad que ofrecemos”, sostuvo Bergman. “Es pésima la salud en la Ciudad, y es terrible la basura. No se puede andar en ojotas en la ciudad de Buenos Aires”, se metió Carrió, y ante la presencia del ministro Diego Santilli, expresó “yo lo voto si usted me barre la Ciudad”.

Luego, el candidato K acusó a Carrió de no participar en la mayoría de los debates en la Cámara de Diputados. Incluso llevó un rollo con todas las sesiones con las ausencias de la chaqueña marcadas: “tuvo un 70 por ciento de ausencias”, determinó Cabandié, y asumió que “esto no tiene nada que ver con la república. La república requiere que vayamos a las sesiones”.

“Tuve licencia por enfermedad, por diabetes y la culpa era de los Kirchner”, se defendió Carrió, y agregó que “esta sociedad me vio siempre debatiendo cuando hubo necesidad pero para discutir el «día del pastelito» no voy”. Cabandié, rápido, tomó el caso de la votación de la fertilización asistida, y la candidata de UNEN le espetó que había estado presente. Tras constatar su lista, Cabandié asumió “la única que estuvo”.

Al tocar temas económicos, Carrió sostuvo que “hay que cambiar el orden económico en la Argentina”, ya que “todo lo que han hecho hasta ahora es más de lo mismo”.

“Lo primero es medir donde estamos. En la Ciudad ya lo hicimos con el índice de precios al consumidor, que nos permite saber el índice de la inflación real y no la dibujada”, sostuvo Bergman, y agregó que “es importante no sólo las actividades tradicionales, sino proponer actividades más creativas, innovadoras”, y nombró algunos hitos del Pro como el polo audiovisual, el polo tecnológico, el Centro Metropolitano de Diseño, entre otros. “La economía tiene que ver con la cultura, el trabajo y el progreso”, finalizó el rabino.

En otro de los cruces calientes de la noche, Cabandié acusó a Carrió de pertenecer al gobierno de la Alianza, a lo que la candidata respondió “es cierto, pertenecí a la Alianza, pero eso marca una diferencia. Durante el gobierno de la Alianza, el 17 de diciembre del 99 denuncié un pacto y de ahí en más voté en contra de los actos de corrupción”, comenzó.

Luego, Carrió le apuntó a Cabandié: “¿denunciaste vos a Cristóbal López, a Lázaro Báez, a Cristina Fernández, a Néstor Kirchner y todos los que saquearon este país?”. “Nosotros vamos a luchar contra la corrupción, seamos o no gobierno, con el 1.8 o con el veintipico de puntos, ¿nunca denunciaste a (Julio) De Vido? ¿Y por qué no lo denunció el Pro?”, continuó Carrió.

“Yo no denuncié porque ya denunció usted”, intentó defenderse Cabandié, y le devolvió el golpe: “¿Usted piensa combatir la corrupción con el Coti Nosiglia? En su lista está el hijo del Coti Nosiglia y las bandas de la Facultad de Económicas de la UBA”.

“Vos mejor que nadie deberías saber que los delitos no se heredan”, apuntó Carrió en su defensa. Y pidió a Cabandié “denuncialos” pero el kirchnerista replicó “yo quiero ganarles, para ir a la Justicia está usted”.

Afilada, Carrió apuntó luego contra Sergio Bergman, a quien acusó de haber estado junto al exjefe de Gobierno Jorge Telerman. “Es importante que podamos basarnos en argumentar y no decir cosas imprecisas. Cuando estuve con los que estuve, lo hice con orgullo y desde la sociedad civil”, comenzó Bergman su descargo, y completó su defensa argumentando que “lo que es verdad es verdad y lo que es mentira es mentira”, y que “no me podes decir que es verdad lo que es mentira”. “Estoy de acuerdo con la denuncia, pero no con la permanente demolición”, chicaneó luego el rabino a Carrió.

“¿Conoces el código penal, que dice que un funcionario en sus funciones si conoce un delito y no lo denuncia tiene una sanción”, apuntó Lilita una vez más contra el rabino, “¿no conociste ningún delito en la Legislatura?”, le preguntó. “No conozco”, contestó el candidato del Pro. “No hay corrupción señores, lo ha dicho el rabino”, continuó Lilita, y agregó que “nosotros luchamos contra la corrupción y ellos no luchan contra la corrupción”. “Nosotros las denuncias que hicimos las hicimos orgánicas en el marco que corresponde”, espetó Bergman.

En el bloque sobre Justicia, Seguridad, Derechos Humanos e inclusión Social, el rabino candidato del Pro expresó que “sin justicia independiente no hay libertad y sin libertad pierde la República”.

Carrió a su turnó, apuntó al “narcocrimen”, y dijo que se encuentra en “la trata de personas, en los talleres clandestinos y en el uso de menores para actos delictivos”, y sostuvo que el “narcocrimen” tiene “nombre y apellido, Aníbal Fernández”.

Cabandié, por su parte, resaltó algunas gestiones del Gobierno nacional en la materia de seguridad, como la creación del Ministerio de Seguridad, la colocación de cámaras, la creación del Cinturón Sur con efectivos de la Prefectura y la Gendarmería.

“Hay que intervenir, como se hizo en Medellín, hay que urbanizar. Si el contexto cambia, cambia el sujeto.

Hay que urbanizar, integrar, y poner lo mejor, no lo que resta. Hay que poner la mejor educación, la mejor salud”, planteó la candidata de UNEN, y explicó que coincide con Cabandié en que “la situación de la Salud es insostenible”.

El candidato del Pro reaccionó a tiempo y citó el caso del barrio INTA, que se urbanizó e integró como barrio para dejar de ser una villa.

Cabandié pasó luego a citar el caso del Borda, hecho en el que la Policía Metropolitana reprimió a periodistas, trabajadores y otras personas. Bergman sostuvo que la represión “no fue a pacientes” y que “no fue en el Borda”, sino “al lado”, y luego agregó “esto esta en manos de la justicia”, sobre el hecho dijo que “es lo suficientemente delicado”, y que “está en manos de la justicia”.

Bergman luego apuntó contra el candidato kirchnerista que “ustedes decidieron tomar de renenes a los ciudadanos de la Ciudad, quitando a la Policía de las escuelas y los hospitales bajo la premisa de ‘o nos votan a nosotros o ya van a ver lo que les pasa’”.

Carrió se metió en el debate callando a los otros candidatos diciendo “chicos, chicos…”, y argumentó en crítica a ambos que “estoy harta de los colores, amarillos, blancos y celestes o naranjas. Si fuese Presidenta o jefa de Gobierno pondría un cartel blanco que diría ‘esto se paga con los impuestos que paga el pueblo’. Porque sino se hace creer que del bolsillo de Macri sale el Metrobus, o del bolsillo de Scioli sale no se qué cosa, porque no hace nada y del bolsillo del Calafate salen otras obras”.

En ese momento, Cabandié preguntó “¿de qué están debatiendo?”. “De algo que vos no conocés, que es la República. En una República se divide el partido y el Gobierno, y ustedes confunden porque son autoritarios”, respondió punzante Carrió.

Luego, el debate tocó el tema de los hijos de Ernestina Herrera de Noble, y se prolongó por varios minutos, en los que discutieron Cabandié y Carrió. “Respeto a las Madres y Abuelas pero no a la persecución del Gobierno”, dijo la chaqueña, y Cabandié expresó que “tengo un mandato histórico, la de la generación de mis padres y los 30 mil”. “No por recordar los profanados en el pasado podemos omitir los pendientes del presente”, analizó Bergman sumando al debate.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...