La embajada fantasma y la vacuna Sputnik V, en la reunión de CFK con Rusia

La embajada fantasma y la vacuna Sputnik V, en la reunión de CFK con Rusia

Durante una reunión en el Senado, analizaron la relación bilateral entre las dos naciones. Los temas en danza.


La formalidad

La presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, recibió en su despacho al embajador de la Federación Rusa, Dmitry V. Feoktistov.

De la reunión participó también el senador del Frente de Todos Jorge Taiana, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara Alta.

Según voceros, durante el encuentro, la exmandataria y el representante ruso analizaron la relación bilateral entre las dos naciones.

Feoktistov fue designado como embajador en la República Argentina el 20 de junio de 2018, luego de desempeñarse como vicedirector del Departamento para los Nuevos Retos y Amenazas del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia.

La vicepresidenta  -quien mantiene una excelente relación con Vladimir Putin- tomó a cargo el vínculo con Rusia y también con China desde el día que asumió: inauguró su despacho del Senado con una recepción oficial a los representantes enviados para participar de la toma de mando de Alberto Fernández.

Un viaje super reservado

La cuestión central de la reunión fue la compra de vacunas por parte de la Argentina y del laboratorio HLB Pharma Group -que integró la delegación que estuvo en Moscú- acompañando a Carla Vizzoti y funcionarios bonaerenses . Se prevé que para diciembre podrían estar aquí en la Argentina las mismas que alcanzarán entre 6 y 10 millones de dosis, a un precio inferior a los 20 dólares. El Fondo de Inversiones de Rusia, quién se encargó de financiar la vacuna y comercializarla fue quien cursó la invitación para la vice ministra y sus acompañantes. Se realizó en un avión privado aprovechando los rusos que Argentina estaba buscando caminos alternativos en otras vacunas pero cayó en cuenta que había olvidado la primera vacuna del virus que tuvo resultados alentadores y que son muchos los países en el mundo que la requieren y varios que la fabrican, entre ellos México y Brasil en nuestro continente. Ahora se presenta como una de las primeras opciones para Argentina por sobre Oxford y Pfizer en cuanto a tiempos y precios. Argentina -sin embargo y extrañamente- no realizó ni siquiera en este viaje ningún contacto para fabricarla aquí, a pesar que tiene las condiciones para hacerlo.

La embajada fantasma

El otro tema según relataron fuentes confiables a Noticias Urbanas es que en Rusia, Cristina esperaba tener como embajadora a Alicia Castro, quien renunció formalmente porque no quiso mudarse a Moscú en plena pandemia, pero en rigor, la realidad política no le jugaba a favor ni acá -por sus posturas contrarias al Gobierno- ni en Moscú, habida cuenta de su último destino en Londres. Por ahora no hay un embajador designado, tras el retorno del diplomático de carrera Ricardo Lagorio, aunque la gravedad de la situación es que los tres funcionarios de la embajada que revestían por debajo de Lagorio también hicieron las valijas de regreso. La Cancillería tuvo que enviar un funcionario para que resuelva las cuestiones básicas administrativas.

Lo que no se entiende es porqué Argentina deja todos los cargos libres para la política en Rusia, en una muestra de «ninguneo» que no cae nada bien, ni beneficia al país ya que en una de las principales potencias del mundo no tiene quien atienda el teléfono ni  quien tome una decisión. 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...