La Presidenta evoluciona aunque le harán estudios cardiológicos

La Presidenta evoluciona aunque le harán estudios cardiológicos

Así lo informó el último parte médico que se dio a conocer tras su ingreso a la Fundación Favaloro el miércoles por la noche. No podrá ir a votar a Santa Cruz, se confirmó. Hermetismo en la Rosada.


La Presidenta reapareció para someterse a un chequeo dos semanas después de la operación que le realizaron en la Fundación Favaloro. De acuerdo con el parte, se presentaron parámetros «normales», aunque le realizarán estudios cardíacos complementarios y deberá continuar con el resposo de 30 días.

Sin embargo, podrá realizar «caminatas» sin hacer esfuerzos ni someterse a situaciones de estrés.

Estos son los principales puntos del parte dado a conocer el miércoles por noche, tras los controles a los que, por poco más de media hora, fue sometida la jefa del Estado en el Hospital Universitario de la Fundación, adonde ingresó a las 21 y se retiró a las 21.45.

«Está muy bien, sigue recuperándose», dijo el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro a la prensa, en el mismo momento en que el automóvil que la trasladaba se alejaba del lugar con la mandataria a bordo, rumbo a Olivos.

Además de los controles neurológicos y neuroquirúrgicos, que fueron favorables, el parte indicó que se le practicarán nuevos estudios circulatorios a raiz de los episodios cardiovasculares previos a la cirugía del día 8.

Desde la intervención, la Casa Rosada no difundió ninguna información sobre la evolución de la jefa del Estado y sólo hubo comentarios de algunos funcionarios.

Fue así que, a cuentagotas, se supo que cumplía un «reposo estricto» y sólo recibió a sus familiares más directos, no mantuvo contacto algunos con los temas de gobierno y trascendió que no ve televisión ni lee los diarios.

El vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo, Amado Boudou, que la representó en algunos actos pero no gestionó temas de gobierno y se cuidó en cada una de sus apariciones públicas de no comentar la intimidad presidencial, aseguró hoy que «muy pronto la vamos a tener entre nosotros en términos del día a día».

La única alusión del área de Comunicación de la Presidencia sobre la salud de la mandataria fue la difusión de una carta enviada por el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama para expresar su solidaridad y sus deseos de «una pronta y completa recuperación».

Dada su situación y que continúa el impedimento para viajar en avión, Cristina Fernández no podrá ir el domingo próximo, por primera vez en diez años, a la provincia de Santa Cruz para votar.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...