Bullrich se bajó y no será candidata en la Ciudad: «Apuesto al 2023»

Bullrich se bajó y no será candidata en la Ciudad: «Apuesto al 2023»

"Yo decido no ser candidata para potenciar mi responsabilidad y mi compromiso político", agregó.


La presidenta del Pro, Patricia Bullrich confirmó este sábado por la tarde que no será candidata en las elecciones legislativas de este año. Lo hizo a través de una carta pública en la que buscó explicar su decisión.

«Yo decido no ser candidata para potenciar mi responsabilidad y mi compromiso político», resaltó Bullrich en una carta que difundió en sus redes sociales, y precisó: «Por eso apuesto al 2023».

En el texto, que tiene una extensión de 4 páginas, puntualizó: «Apuesto a llegar a cada hogar de nuestra Argentina y llevar una propuesta innovadora, que abracen con entusiasmo millones de ciudadanos, hartos y agobiados por lo que nos pasa como país».

«Estoy segura de que -para esa elección- no soy imprescindible, ya que contamos con excelentes candidatos en todo el país. Igualmente segura de que la mía debe ser otra tarea: la de colaborar, desde la conducción de mi partido, en la construcción del futuro, y no disputando un cargo en la Legislatura», subrayó.

La exministra de Seguridad publicó un escrito, bajo el título «No renuncio a acompañar a cada argentino para que cumpla sus sueños», para explicar los motivos por los que va a «declinar la posibilidad de ser candidata en los próximos comicios».

«Yo decido no ser candidata para potenciar mi responsabilidad y mi compromiso político. Para hacer mío, con más libertad y fuerza, el afianzamiento de la esperanza de una sociedad que quiere salir, de una buena vez, del populismo y trabajar para superar la pobreza, la inflación, la corrupción, el delito como forma de gobierno», enfatizó.

Y continuó: «La mía debe ser otra tarea: la de colaborar, desde la conducción de mi partido, en la construcción del futuro, y no disputando un cargo en la Legislatura». «Esta causa es mía pero no es para mí. Dejar la apetencia de un cargo para seguir escuchando a cada ciudadano, esté donde esté, va a ser mi forma de demostrar que estoy convencida de que la construcción de una transformación fundamental se realiza también con renunciamientos. Éste es el mío», puntualizó.

Además, Bullrich prometió que recorrerá «cada rincón del país» para que en los comicios de medio término su fuerza política logre «la mayoría legislativa que los argentinos necesitan para asegurarse de que podrán vivir en un país con República». «Quiero que, de norte a sur y de este a oeste de nuestra nación, se sepan escuchados. Quiero que sepan que la política, tal como la entiendo y la ejerzo, sabe cómo representarlos. Quiero desafiar las voces del desaliento, el pesimismo y la propuesta de quienes creen que el país puede salir del pantano», agregó.

También planteó a los argentinos «el desafío ético y práctico» de que la «acompañen hacia un cambio que los represente», y advirtió: «La decadencia nos ha robado este porvenir. Y recuperarlo es el objetivo».

En otro tramo del escrito, Bullrich destacó: «Quiero presentar y perfeccionar junto a ustedes un programa de gobierno que sea una bisagra en la historia argentina. Que termine con la destrucción de la economía privada y logre potenciar las iniciativas, multiplicar empresas y proyectos que llenen de oportunidades al país y a cada uno de sus habitantes».

«Un programa que se desprenda de un sistema asistencial que estanca a millones en la miseria y lo reemplace por un sistema que promueva el trabajo, que permita que cada ciudadano sienta que su vida tiene sentido y que su futuro no es durar, sino crecer», manifestó.

La dirigente de Juntos por el Cambio llamó a que «los políticos y los sindicalistas» vivan de su «sueldo» y cuiden «el dinero de cada argentino», y subrayó: «Que pongamos fin a la corrupción y dejemos de resignarnos a la idea de que ella siempre existió y, por ende, siempre existirá». «Quiero que cualquier ciudadano pueda llegar a ser funcionario del Estado, si así lo desea. Y no que sólo acceda a un cargo en él mediante la recomendación de algún político; que sólo el mérito sea la vara», manifestó.

«Quiero, con mi renuncia, acercarme a la ciudadanía desde donde siento que puedo hacerlo con más profundidad y contribuir a mejorar la calidad de nuestra convivencia solidaria». «Nuestro Estado debe dejar de ser un martirio para los argentinos -ese socio parasitario que es hoy, el sepulcro de sus expectativas- para convertirse de una vez por todas en su aliado», agregó.

Por último, Bullrich concluyó: «En definitiva, no renuncio ni renunciaré, en la medida de mis fuerzas, a conducir el país hacia ese horizonte en el que cada argentino pueda ver cumplidos sus sueños».

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, venía negociando para bajar la candidatura de Bullrich en la Ciudad.   

Te puede interesar

Qué se dice del tema...