El heterogéneo mapa de las elecciones provinciales que aún quedan

El heterogéneo mapa de las elecciones provinciales que aún quedan

Aún se deben elegir gobernadores en Chaco, Mendoza, Ciudad y Provincia, Catamarca, Santa Cruz, La Rioja y Salta.


En lo que falta correr del año, aún quedan por realizarse las elecciones generales provinciales en las provincias de Chaco y Mendoza –el 29 de septiembre, aunque si fuera necesario, el 13 de octubre habría segunda vuelta en Chaco-; Ciudad de Buenos Aires; Provincia de Buenos Aires; Catamarca y Santa Cruz, estas últimas el 27 de octubre, en coincidencia con las nacionales.

Posteriormente, quedarían por hacerse las provinciales de Salta, que el seis de octubre hace sus Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias y el 10 de noviembre, las generales para gobernador. Finalmente, en La Rioja las elecciones se realizarían en consonancia con las elecciones nacionales del 27 de octubre, ya que el gobernador, Sergio Casas, confirmó la fecha durante al finalizar el acto por la Bandera Nacional el 20 de junio último.

En este último caso, los comicios debieron haber se realizado el doce de mayo pasado, pero debieron ser suspendidos luego de que la Corte Suprema de Justicia le denegara al gobernador su tercera reelección consecutiva que éste había logrado sortear en primera instancia mediante la convocatoria de una consulta popular que convocó para el 27 de enero último, que le resultó favorable. La apelación presentada en su contra por la oposición fue aceptada por el máximo tribunal, por lo que el gobernador quedó inhabilitado a pesar de su triunfo.

En Chaco, es casi inevitable que se produzca una competencia interna –allí no existe el mecanismo de las primarias- entre el gobernador Domingo Peppo y el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich. Ninguno de los dos desistió hasta ahora de sus aspiraciones para esa responsabilidad, por lo que sólo una negociación de último momento evitaría esta instancia. Igual, los tiempos electorales apremian, por lo que la decisión definitiva se producirá pronto. El ganador deberá alcanzar el 45 por ciento para evitar la convocatoria a la segunda vuelta.

El Frente de Todos sorprendió con el lanzamiento del presidente del Club San Lorenzo, Matías Lammens, para jefe de Gobierno, que finalmente será acompañado en la fórmula por la periodista Gisela Marziotta.

En Mendoza se realizaron las primarias el nueve de junio último, que consagraron las candidaturas del delfín del gobernador, Rodolfo Suárez, para representar a Juntos por el Cambio y a la actual senadora Anabel Fernández Sagasti para ser la cabeza del Frente de Todos. El resultado final le otorgó al oficialismo el 42,89 por ciento de los sufragios, mientras que el peronismo alcanzó el 35,64 por ciento.

En la Ciudad de Buenos Aires, las primarias se realizarán el once de agosto próximo. Para entonces, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli volverán a constituirse en la fórmula de Juntos Somos el Cambio. Paralelamente, el Frente de Todos sorprendió con el lanzamiento del pesidente del Club San Lorenzo, Matías Lammens, para jefe de Gobierno, que finalmente será acompañado en la fórmula por la periodista Gisela Marziotta. En un primer momento, la disputa interna por esa postulación fue caótica, por lo que la candidatura de Marziotta recién fue confirmada cuatro días después del cierre de las listas, aprovechando la circunstancia de que la legislación de las PASO porteñas prevé las negociaciones posteriores para acordar candidaturas.

En el inmenso y superpoblado territorio de la Provincia de Buenos Aires, donde se definirá la suerte de los candidatos presidenciales el 27 de octubre –o el 24 de noviembre, si fuera necesario el ballotage-, la gobernadora María Eugenia Vidal –acompañada por su actual vicegobernador, Daniel Salvador- jugará su destino al todo o nada frente a la dupla que conformó el Frente de Todos, encabezada por Axel Kicillof y Verónica Magario. Lo que suceda allí inclinará la balanza hacia una fuerza u otra, definiendo la elección.

En Catamarca se dio la extraña circunstancia de que la gobernadora Lucía Corpacci, a pesar de que podía hacerlo, desistió de ir por su reelección y encabezará la lista de diputados nacionales. El intendente de la capital, Raúl Jalil, será el candidato del Frente de Todos en la provincia. Roberto Gómez será el candidato de Juntos Somos el Cambio, mientras que Rubén Manzi y Clara Oliva encabezarán la lista de diputados nacionales.

En Santa Cruz aún rige la Ley de Lemas. Allí, en el sur, se reeditará el once de agosto el duelo entre la gobernadora Alicia Kirchner y su habitual contrincante, el radical Eduardo Costa. La mandataria llevará dos candidatos de lemas, que serán el intendente de El Calafate, Javier Belloni y el secretario general de los Petroleros, Claudio Vidal.

Por su parte, Costa, que encabeza una alianza de siete partidos: Unión Cívica Radical, Moveré, Pro, CC-ARI, Socialista Santacruceño y el Frente Renovador, llevará, por su parte, cuatro lemas que espera que le sumen a su boleta.

Una curiosidad es que el exgobernador Sergio Peralta, que en la elección pasada fue con su propio lema, que terminó engrosando la boleta de Alicia Kirchner, armó su propio partido provincial, Santa Cruz Somos Todos. El 27 de octubre, finalmente se realizarán las elecciones municipales en ese territorio.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...