Quirós reconoció que no hay manera de controlar lo que hacen miles de personas

Quirós reconoció que no hay manera de controlar lo que hacen miles de personas

"Hay algunos indicios positivos. Tenemos expectativa de que empiecen a aparecer los primeros signos de descenso", manifestó Quirós.


El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós; el subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, y la directora general de Planificación Operativa, Paula Zingoni, brindaron este viernes por la mañana detalles de la situación sanitaria de la Ciudad en relación a la curva de contagios y su evolución, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

Quirós informó que “hasta el día de hoy hemos confirmado 58.708 personas con la enfermedad, de las cuales 20.879 recibieron el alta institucional, han fallecido 1.259 personas, lo que hace una tasa de letalidad de 2,14%”.

A su vez, señaló que hasta la fecha se realizaron “228.047 hisopados totales en la Ciudad, de los cuales el 66% se le hicieron a residentes, sobre ese porcentaje hemos tenido 41% de tasa de positividad, lo que hace una tasa de hisopados cada 100.000 habitantes en la Ciudad de Buenos Aires de 4.904”.

«Llevamos varias semanas de estabilización de casos de entre 1000 y 1200. Estamos haciendo enormes esfuerzos con el programa detectar para cortar los ciclos de contagios. Todo ese esfuerzo es para bajar la curva. Hay algunos indicios positivos. Tenemos expectativa de que empiecen a aparecer los primeros signos de descenso», manifestó Quirós.

«Sabemos el esfuerzo que todos estamos haciendo pero hay que seguir para el control sea efectivo y se pueda ver el descenso de los contagios», señaló Quirós. Con respecto a las medidas de prevención, el sanitarista insistió: «El espacio abierto y público con tapaboca bien usado a dos metros de distancia el riesgo es infinitamente pequeño pero hay que evitar los encuentros dentro los hogares. Esta es una enfermedad de ciudades, no de países. Hay que ver ciudad por ciudad para ver lo que pasa».

Además, el ministro de Salud porteño pidió «evitar al máximo» las reuniones sociales y familiares dentro de lugares cerrados para mitigar la propagación del coronavirus.

Quirós, dijo que «no hay manera de controlar lo que hacen cientos de miles de jóvenes» en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y pidió «evitar al máximo» las reuniones sociales y familiares dentro de lugares cerrados para mitigar la propagación del coronavirus.

«El tema son los encuentros cruzando familias o gente que no convive en el mismo hogar, en lugares cerrados, mal ventilados y sin tapabocas», afirmó Quirós.

«No hay manera de controlar lo que cientos de miles de jóvenes o millones de jóvenes hacen en un área metropolitana, por eso lo mejor es dialogar y hacer que cada uno aporte su mirada. Siempre que uno escucha la mirada de otro aprende algo, siempre que uno este empático y dispuesto a escuchar», aseguró Quirós.

«El 70 por ciento de una pandemia tiene que ver con el comportamiento social que tenemos todos», aseguró y sugirió que si una reunión es inevitable lo conveniente es hacerla en un lugar abierto, temprano por la mañana o después de las seis de la tarde.

«Hay gente que puede hacer un esfuerzo para una cosa y no para otra, porque las particularidades de la economía, de la vincularidad social, de la angustia, de la depresión, cada uno tiene su dinámica y su realidad, dentro de eso la cooperación requiere de un marco de confianza», dijo, y se mostró contrario en realizar campañas basadas en el miedo.

En ese sentido, el ministro de Salud volvió a apuntar a la responsabilidad individual para evitar los contagios por coronavirus.

«Para poder pasar de la mejor manera esta pandemia requerimos la construcción de ciudadanía, eso significa comprender que todos tenemos que respetar todos nuestros derechos y libertades individuales y al mismo tiempo todos tenemos que entenderlos dentro de un derecho colectivo y la necesidad colectiva dentro de una pandemia», precisó.

Por su parte, Battistella indicó que “en relación a los barrios vulnerables, el número de casos totales es 13.158, con 8.616 altas institucionales, han fallecido 146 personas, lo que arroja una tasa de letalidad de 1%”.

“En relación al DetectAR en barrios vulnerables, ya hemos testeado a 29.981 personas, con un total de positivos de 11.783, que arroja una tasa de positividad de 39%”, dijo.

Estos son los barrios vulnerables en los que está presente el Operativo DetectAR: Barrio 31, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno.

En cuanto al DetectAR Móvil, el funcionario dijo que “ya se han testeado 8.505 personas, con un total de 3.731 casos positivos, lo que da un 45% de positividad”.

Estos son los barrios en los que está presente el DetectAR Móvil: Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Villa Soldati, Paternal, Chacarita, Parque Chacabuco, Boedo, San Cristóbal, Nueva Pompeya, Mataderos, Recoleta, San Telmo, Caballito, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Villa Ortúzar y Belgrano.

Por otro lado, Zingoni informó que “la cantidad de instituciones que han presentado al menos un caso positivo son 300, sumando una totalidad de residentes que presentaron la enfermedad de 2.635 y han fallecido 314”.

Y agregó que “en relación a la estrategia de test rápidos a trabajadores de la salud, geriátricos, fuerzas de seguridad, desarrollo humano y transporte, llevamos realizados 225.729 test, de ellos han sido positivos 7.470, de los cuales 2.246 han mostrado PCR positiva. La tasa de test serológicos realizados cada 100.000 habitantes de la Ciudad es de 7.524”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...