Moritán presentó un proyecto para beneficiar a comercios afectados por piquetes

Moritán presentó un proyecto para beneficiar a comercios afectados por piquetes

Busca eximir parte del pago de ABL, obteniendo saldos a favor a los afectados.


Roberto García Moritán, legislador por Republicanos Unidos (RU) dentro del bloque de Vamos Juntos (VJ) de la Legislatura porteña, presentó un proyecto para subsanar los daños que los piquetes causan a la actividad comercial de los vecinos. El proyecto se denomina «Exención de ABL para víctimas de piquetes» y lleva además, la firma de Marina Kienast, también legisladora del espacio de Ricardo López Murphy.

El proyecto de ley trabajado por el diputado porteño es para establecer un régimen por el cual la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pueda reducir el impacto de las manifestaciones públicas en la actividad ordinaria de los comercios que se encuentren en zonas afectadas, mediante la generación de saldos a favor imputables al pago de la tasa de Alumbrado Barrido y Limpieza.

García Moritán explicó que «el proyecto darle un crédito de 3,5% del valor de la factura, por cada día en que el comercio fue afectado. El comerciante que lo desea podrá comunicarse con el gobierno de la ciudad y solicitar que ese crédito se le computa para cancelar parte de la factura de ABL siguiente». 

Según marca uno de los artículos, “podrán ser beneficiarios de este régimen todos los comercios con acceso de público, ya sean transeúntes o clientes regulares, que registraran puntos de venta, domicilios legales y/o comerciales en la zona afectada”.

Entre los fundamentos más destacados, Moritán remarcó: «Además de los piquetes, nuestros comerciantes conviven diariamente con la crisis económica que está atravesando el país, con una inflación acumulada en el 2022 del 56,4% y una inflación interanual de más de 78% . A esto debe sumarse la reciente quita de subsidios, que encarecerá el costo fijo de apertura de los comercios». «A todo esto, si toca un piquete en el barrio donde trabaja, los locales comerciales deben cerrar sus puertas no solamente porque las columnas piqueteras alejan a los clientes, sino también porque en muchos casos los comercios o los clientes son víctimas de violencia, destrozos y robos. Para compensar esta realidad es que presentó esta propuesta», finalizó.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...