Gabriela Michetti: «Los políticos que vienen desde el 83 están para jubilarse»

Gabriela Michetti: «Los políticos que vienen desde el 83 están para jubilarse»

Por Laura Di Marco

Dice que se tomará un tiempo para decidir si compite por la senaduría en la Ciudad, pero adelanta que en breve empezará a trabajar junto a Emilio Monzó en la candidatura nacional de Mauricio Macri.


Días después de haber protagonizado un evento de gran convocatoria en el Club Ciudad, en el que lanzó Suma, su propia ONG, Gabriela Michetti está convencida de que una etapa –la de la vieja política– se está cerrando en la Argentina para dar comienzo a la de la participación ciudadana. La afirmación va en sintonía con el diagnóstico de aquellos politólogos que vaticinan un auge de los candidatos ciudadanos, en torno a los cuales se aglutinan las redes políticas.

“Yo siento de manera intuitiva un auge de lo ciudadano, y un deseo inmenso de la gente de una política más pura, más íntegra. Es un ciclo que llega”, dirá en la charla de contratapa de Noticias Urbanas, a modo de explicación de lo que, según ella, es el objetivo de su nueva fundación: producir voluntariado ciudadano para sumar (de allí el nombre) equipos de trabajo temático a los que ya están trabajando desde el Estado: salud, villas, educación, etcétera.

El lunes 17, en el club del barrio de Núñez, Michetti encabezó un evento al que asistieron, entre los más de mil invitados, figuras de la oposición como Ernesto Sanz, Graciela Caamaño, Eduardo Amadeo, María Eugenia Estenssoro, Alfonso Prat-Gay y Patricia Bullrich (cada vez más cerca de Pro, en verdad), además de celebrities como Teresa Calandra, Leonor Benedetto, Alejandro Borensztein y una embarazadísima Viviana Canosa. También fueron de la partida su jefe político, Mauricio Macri, y Juliana Awada.

“Desde que yo entré en la política se me acercan personas todos los días para decirme que quieren colaborar, desde otro lugar, en la cosa pública. Y yo no sabía cómo canalizar esa fuerza ciudadana disponible hasta que le di forma.”

En breve, Michetti empezará a trabajar cerca del ministro de Gobierno, Emilio Monzó, en el desarrollo de Pro a nivel nacional, el desafío más complejo que enfrenta el macrismo, sobre todo desde que Daniel Scioli, más independizado del kirchnerismo, parece estar cooptando a gran parte de quienes no están conformes con el gobierno K.

–Hay quienes dicen que los políticos tienen fundaciones como una forma de financiación de las campañas.

–Sí, pero no es este el caso. Creo sinceramente que viene una etapa de auge del voluntariado ciudadano, de demanda de una política más íntegra, más ejemplar, menos contaminada. Desde que yo empecé a ser más popular, mucha gente me pide participar, pero no en el sistema político tradicional porque no le va. Desde hace bastante tiempo no le encontraba solución a estos planteos porque, es obvio, no se los puede contratar a todos en el Estado ni me los puedo llevar a mi despacho. Así surgió esta idea de canalizar este movimiento ciudadano. En marzo ya estaremos funcionando. La idea es formar equipos y ver cómo ayudar desde otra lógica. Es lo que se la pasó haciendo Obama antes de ser presidente.

–¿Y este trabajo sería entonces la antesala de qué candidatura para 2013?

–No sé si quiero ser candidata en 2013 porque no tengo en claro aún –probablemente lo decidiré más cerca de las elecciones– si lo que quiero hacer es compatible con una candidatura (NdR: Se refiere a la senaduría por Capital).

–¿Y qué quiere hacer?

–Quiero trabajar cerca del ministro Monzó para la candidatura de Mauricio de 2015 y en la construcción de Pro, sobre todo en la provincia y en otros distritos. Me gustaría colaborar desde la Fundación Pensar, por ejemplo.

–¿Tuvo problemas dentro de Pro cuando rechazó el pase a la provincia?

–La verdad es que no. Lo que he sentido es una enorme aceptación y respeto en torno a mi decisión, sobre todo de Mauricio. Macri me demostró que tiene respeto sobre todo hacia las personas, que es justamente lo que la política tradicional ignora, y así terminan muchos políticos y sus familias: destruidos. Los políticos tradicionales siguen los mandatos que exige el poder, y eso desgasta.

–¿Y qué destino les augura a esos políticos?

–La jubilación, incluso en términos biológicos. Quienes vienen desde el 83 y hoy tienen sesenta y pico de años ya están para la jubilación. Hay una etapa que ha terminado, y eso se siente claramente.

–¿Qué piensa de la cooptación que está haciendo Scioli de esa clientela política cautiva a la que aspiraba el Pro en su armado presidencial?

–Además de la identidad partidaria sincera (NdR: Se refiere a dirigentes del peronismo disidente, que se reunieron recientemente son Scioli), también hay muchos especuladores que se acercan allí donde huelen posibilidades de poder. Pero la gente va a castigar a los especuladores. Va a castigar a quienes juegan a ganar en lugar de comprometerse en la construcción de un proyecto más allá un resultado concreto.

–Scioli se empieza a recortar como una figura alternativa, y a la vez de oposición y distancia del kirchnerismo, y también pelea por el mismo electorado de Pro.

–Es algo disparatado que un dirigente como Scioli, que participó del kirchnerismo desde sus inicios y que no ha dado más que muestras de lealtad hacia la Presidenta, pueda ser visto como un opositor.

–Esta semana muchos cuestionaron a Macri por la suba del ABL y su posterior pedido de disculpas. Dicen: si se equivocó, que lo resuelva, pero que no nos pida disculpas.

–Es que no se equivocó. Estamos sincerando un impuesto que estuvo rezagado por años y años por obra de los sucesivos gobiernos populistas y demagogos, que no lo subieron para seguir siendo votados. Y no lo subieron a costa del deterioro de la Ciudad. Entonces, llegamos nosotros, sinceramos las cosas, y nosotros somos los ogros. Macri pidió disculpas porque entiende el incordio que significa pagar tanto más. Pero la actualización del impuesto, que sostiene gran parte de las políticas que llevamos adelante, es esencial.

–¿Patricia Bullrich se está acercando a Pro?

–Patricia dice, un poco en broma, que tenemos que hacer una gran alianza de la oposición y participar, entre todos los candidatos de la oposición, en las PASO para elegir a un solo candidato en 2015. Aunque tal vez no lo diga en broma.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...