La Legislatura repudió la revaluación fiscal contra propietarios de la Ciudad

La Legislatura repudió la revaluación fiscal contra propietarios de la Ciudad

Fue apoyado por las fuerzas de JxC en la Ciudad y por los legisladores de Milei.


«La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su repudio por la decisión llevada a cabo unilateralmente por el Gobierno Nacional al modificar el criterio de la valuación fiscal actual que determina el tributo del impuesto a los Bienes Personales de los inmuebles ubicados en la Ciudad de Buenos Aires multiplicando por 4 (cuatro) dicho tributo.

«Esta medida se suma a las reiteradas acciones llevadas a cabo por el Poder Ejecutivo Nacional en perjuicio de los vecinos de la Ciudad».

El texto precedente corresponde a una declaración institucional aprobada este jueves por la mayoría de los diputados de la Ciudad, por iniciativa del bloque Vamos Juntos, que preside Diego García Vilas. Fue aprobado por 36 votos de VJ, UCR, PS y LLLA; el bloque FdT votó en contra y se abstuvieron los tres diputados del Frente de Izquierda.

Mediante un dictamen de la AFIP, la administración nacional dispuso cambiar el criterio tomado sobre la valuación fiscal para los inmuebles ubicados en la CABA. Este cambio implica un notorio incremento en los montos que deberán pagar los propietarios porteños en concepto de impuesto a los Bienes Personales, que es un gravamen federal.

El rechazo del parlamento metropolitano a la decisión del gobierno nacional es porque se «desconoce lo que establece el Código Fiscal de la Ciudad (…), porque multiplica por cuatro el valor imponible y, además, su alcance retroactivo afecta al tributo correspondiente al año 2021», según los fundamentos expuestos en el proyecto de declaración aprobado.

También se hizo referencia a una «discriminación» contra la Ciudad de Buenos Aires porque la AFIP únicamente modificó las valuaciones fiscales de los inmuebles establecidos en territorio, lo que fue considerado «un avasallamiento».

«Hoy nos encontramos frente a otro capítulo de rechazo que tiene el gobierno nacional hacia la ciudad de Buenos Aires y, en particular, hacia todos los vecinos. La decisión de la AFIP es un castigo al bolsillo de todos los porteños. Pero fundamentalmente es un castigo a quienes nos dieron su voto para que los representemos», dijo Lucio Lapeña del bloque de la UCR Evolución.

«Como si esto fuera poco, tampoco tienen vocación de diálogo. Acá no existió ningún tipo de coordinación, lo que sí existió fue la decisión unilateral e inconsulta de que va a perjudicar a 250 mil porteños. Nuevamente, mayor agresividad en la toma de decisiones», agregó.

«Permítanme hacer un recuento de los excesos que se están cometiendo con esta decisión que tomó el gobierno de Alberto Fernández o de Cristina Fernández de Kirchner: No respetan la autonomía de las jurisdicciones, no cumplen con el criterio de gradualidad para actualizar valuaciones, no dialogan ni coordinan las políticas tributarias con la Ciudad, no utilizan la herramienta creada para homogeneizar valuaciones», señaló.

«Esta medida implica un aumento del 900%, casi el triple de lo que creció la recaudación del impuesto de la Ciudad mediante valuación fiscal», finalizó.

Qué se dice del tema...