Alberto, con los gobernadores: «No vengo a instalar un discurso único»

Alberto, con los gobernadores: «No vengo a instalar un discurso único»

El Presidente festejó el Día de la Independencia con un discurso que reunió también al jefe de Gobierno de la Ciudad, a empresarios y a sindicalistas.


Este jueves 9 de Julio, el presidente Alberto Fernández decidió festejar el Día de la Independencia juntando a todos los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, para dar un mensaje de unidad y disparar contra los que promueven divisiones. 

Fernández participó del acto central que se realizó en la ciudad de Tucumán en conmemoración del 204° aniversario de la Declaración de Independencia a través de una videoconferencia desde la Residencia de Olivos. Alberto Fernández estuvo acompañado por los gobernados de las provincias y la Primera Dama, Fabiola Yañez. El único ausente fue Alberto Rodrìguez Saà.

«No se puede construir en medio de divisiones, Vengo a terminar con los odiadores seriales y no vengo a instalar un discurso único. Es mentira que no tenemos un plan para salir de esto o para después de la pandemia», dijo.

El presidente Alberto Fernández destacó el acuerdo de todos los gobernadores para “preservar la vida y la salud de todos los argentinos” en el marco de la pandemia y llamó a “reconstruir la Argentina del mañana entre todos” al encabezar desde la residencia de Olivos el acto central en conmemoración del 204° aniversario de la Declaración de Independencia.

Con la participación virtual de los mandatarios provinciales y acompañado por el gabinete, empresarios y sindicalistas, el Jefe de Estado mantuvo una conversación por videoconferencia con el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, quien se encontraba en el tercer patio de la Casa Histórica.

“Detrás de mí está cada uno de los gobernadores. Yo prometí que iba a ser el gobierno de un presidente y de 24 gobernadores, y esos 24 gobernadores están hoy unidos junto a mí trabajando para enfrentar lo que nos toca vivir”, afirmó Fernández y añadió: “Todos entendimos que no había un dilema, que no había una disyuntiva, que lo que teníamos que hacer era preservar la vida y la salud de la gente”.

En ese sentido, el Jefe de Estado resaltó: “Pudimos poner en pie un sistema de salud que estaba muy golpeado y que hoy puede resistir esta pandemia. Hoy estamos tranquilos porque hemos hecho lo necesario en cada rincón de la Patria trabajando juntos intendentes, gobernadores, ministros y el Presidente para que ningún argentino se quede sin la atención sanitaria que merece”.

«Mi deseo es que este 9 de julio sea una inyección de fuerza que todos los argentinos necesitamos para ponernos de pie» y agregó que «ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos, divisiones y teniendo al odio como común denominador».

«En la reconstrucción debemos lograr un sistema más justo y solidario. Vamos a hacerlo juntos. En cuanto pase este tiempo de cuarentena y cuando todo empiece a tener un poco de calma vamos a estar trabajando por el futuro. Con el sindicalismo, a las empresas, a los que trabajan en el servicio en el comercio entre todos vamos a poder sacar adelante el país. Este presente nos permitió ver esta realidad en toda su dimensión. No podemos volver a repetir los errores del pasado», sostuvo.

«Ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia», agregó.

El Presidente también defendió la política sanitaria y la cuarentena para enfrentar al coronavirus. «Todos nos pusimos de acuerdo en que había que cuidar la salud de todos los argentinos. En este tiempo fuimos capaces de ser solidarios y así fuimos sobrellevando este problema», manifestó.

«Quisiera poder tener la templanza y el coraje para enfrentar este tiempo tan difícil como el que hoy nos toca», dijo Fernandez.

«Vine acá para terminar con los odiadores seriales y abrir los brazos para que nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instalar un discurso único. Celebro la diversidad», sostuvo Fernández.

«La Argentina del mañana se construye con todos: los hombres y mujeres de la industria, del campo, del comercio, y las finanzas», y afirmó que el «odio y la división nos posterga y paraliza. Todos unidos tenemos que construir la Argentina que se viene».

«Cuando asumimos en diciembre de 2010 no recibimos un país ordenado y nos enfrentamos a una deuda con la cual estamos trabajando para resolverla. Será un logro de todos los argentinos», señaló.

Y agregó: «Este 9 de julio debe ser una inyección de fuerza. Ninguna sociedad se construye con odios e insultos. Vine aquí para nos unamos. No vengo a instalar un discurso único. Celebro la diversidad en la Argentina. La de género y la ideológica. No hay que  mentir, decir la verdad y respetarnos».

Participaron de la actividad en la residencia de Olivos Miguel Acevedo y Carolina Castro, por la Unión Industrial Argentina (UIA); Adelmo Gabbi, por la Bolsa de Comercio; Eduardo Eurnekian, por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios; Javier Bolzico, por la Asociación de Bancos Argentinos; Néstor Szczech, por la Cámara Argentina de la Construcción; y Daniel Pelegrina, por la Sociedad Rural Argentina. También asistió el secretario general de la CGT, Héctor Daer.

Siguieron el acto de forma virtual los gobernadores de Catamarca, Raúl Jalil; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Formosa, Gildo Insfrán; Salta, Gustavo Sáenz; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Jujuy, Gerardo Morales; Santa Fe, Omar Perotti; Corrientes, Gustavo Valdés; Mendoza, Rodolfo Suárez; La Pampa, Sergio Ziliotto; Córdoba, Juan Schiaretti; Chubut, Mariano Arcioni; La Rioja; Ricardo Quintela; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; San Juan, Sergio Uñac; Río Negro, Arabela Carreras;  Santa Cruz, Alicia Kirchner; Neuquén, Omar Gutiérrez; Chaco, Jorge Capitanich; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; y Buenos Aires, Axel Kicillof; y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. Por parte de San Luis participó el ministro de Educación, Pablo Dermechkoff.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...