Porque se mueve la «viva», hasta el miércoles los argentinos eligen Uber

Porque se mueve la «viva», hasta el miércoles los argentinos eligen Uber


La controversia entre Uber y los peones taxistas de la inmensa flota de Osmar Viviani, es una historia con final abierto. Los dos muñecos están poniendo a la vista de todos, una «viva» como jamás se ha visto en una disputa territorial por este negocio. Cómo puede ser que con todos los políticos del gobierno y la Legislatura que se han pronunciado en bloque en contra, Uber siempre redobla la apuesta. Viviani pone y los Uber ponen más y esto escala a niveles extraños. El Zar de los Taxis, siempre dispuesto a ganar a todo, hoy alineado con Bossio,  entendió que esta vez el contrincante es duro. Y ponen todo lo que hay que poner. Pero Uber -con sede en Máxima Orange- demuestra que es un «lavarropa gigante» que ya se llevó puestos a varios champions en otras urbes del mundo. El paro con cortes del viernes cayó mal y se repite el lunes. Entre otros regalitos, el bueno del negro Obama nos trajo el FPT (Fútbol para Turner), nos abrió al mundo (y de gambas) y también este nueva modalidad de transporte público. La patota de Viviani y su poder de lobby nunca tuvo un enemigo de tanto fuste. Esto nos son los viejos remises Peugeot 405 del conurbano ni las combis que también -por ser bien pesadas- tienen lo suyo. A Uber no le importa nada. Dispuesto a todo te da 3.000 mangos en viajes gratis de acá al miércoles. Este finde viajamos todos en Uber y después vemos. Capaz que sigue una semana más.