El camino de la historia

El camino de la historia


Como dijo Cristina Fernández de Kirchner en más de una oportunidad, el camino de la historia nunca es recto. Hay avances, pero también retrocesos. A 40 años del golpe cívico militar, la historia nos encuentra nuevamente en un punto de crisis en el que es preciso reflexionar. En 1976, se iniciaba el período más sangriento de la historia de nuestro país. Y con él, la derecha más rancia imponía, a través de la fuerza, el proyecto neoliberal que culminó, mucho después del retorno a la democracia, estallando en mil pedazos en diciembre de 2001. La complicidad cívico militar de instauración de un régimen nos costó sangre, nos costó vidas, nos costó identidades que todavía hoy seguimos buscando. En contraste, los últimos 12 años fueron de reconstrucción: de nuestra memoria, de nuestro Estado, de nuestra economía, de nuestro empleo.

Hoy, 40 años después, podemos reconocer un avance importante en ese camino sinuoso de la historia: la democracia se ha fortalecido y hemos dejado atrás para siempre la oscuridad de los golpes militares. Sin embargo, hoy la derecha ha encontrado otras herramientas que utiliza para volver a imponernos el mismo plan económico de aquellos años oscuros del que ya conocemos sus resultados. De la mano de los intereses concentrados de siempre, pero recurriendo a las grandes corporaciones mediáticas y a un poder judicial cómplice, comienzan a pregonar la llegada de un país «normal», que no es nada más que el retroceso a la concentración económica, la destrucción de nuestra soberanía y la exclusión de millones de argentinos.

Este 24 de marzo gritamos fuerte “no olvidamos” y marchamos para fortalecer más que nunca la construcción de una memoria colectiva, la única que nos garantiza que sigamos recorriendo hacia adelante el camino de la historia.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...