“Unidad es para construir una Argentina productiva e industrialista”

“Unidad es para construir una Argentina productiva e industrialista”

Entrevista exclusiva con el diputado nacional Marcelo Koenig (Frente de Todos).


El diputado nacional Marcelo Koenig (Frente de Todos) elogió el mensaje del presidente en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso y criticó el rechazo de la oposición a la idea de crear una comisión bicameral para controlar a los jueces y fiscales.

En una entrevista con Noticias Urbanas, el referente de la agrupación Corriente Peronista Descamisados dijo que Juntos por el Cambio tiene una “actitud irresponsable”.

 

-¿Qué le pareció el discurso de Alberto Fernández?

-Me pareció un muy buen discurso porque demostró firmeza y cuáles son los lineamientos estratégicos del Gobierno. Además, dijo cómo vamos a cumplir con el contrato electoral y marcó las cosas que se hicieron en este tiempo, que estuvo cruzado por la pandemia, pero, sobre todo, se enfocó en cuál es el horizonte.

El Presidente volvió a hablar de unidad, pero puso mucho más en claro para qué es esa unidad. La unidad es con quienes tienen la voluntad de construir esa Argentina productiva, industrialista y marcó una fuerte contraposición con una oposición irresponsable que, tanto con las vacunas como con otros temas, lo único que hace es predicar el odio y la muerte. Me pareció un excelente discurso de Alberto Fernández.

 

-¿El Presidente dijo que es necesario que el Congreso haga “un control cruzado” a la Justicia? ¿Sabían de la idea de crear una comisión bicameral para controlar a jueces y fiscales?

-Él habló de control cruzado, que es el espíritu de nuestra organización constitucional. Hoy en día vemos cómo está exacerbado el rol de la Justicia, la politización del Poder Judicial en el peor sentido.

Tenemos una Justicia que está cruzada por los intereses más mezquinos. El Presidente no necesitó nombrar esa palabrita anglosajona, el lawfare, para demostrar cómo están hoy cruzados los intereses económicos y políticos de la derecha con las acciones y las decisiones del Poder Judicial.

Si hacía falta una demostración más de esto, ahí tenemos lo de Gusvavo Hornos (juez de la Cámara de Casación Federal). Es un bochorno lo que pasó. Es un escándalo que un camarista vaya a la Casa Rosada a reunirse con el Presidente (por Mauricio Macri). Si hubiese ocurrido en un gobierno nuestro, hubiesen corrido ríos de tinta. Pero parece que cuando la derecha hace eso, los medios masivos de comunicación miran para otro lado y tienen un blindaje respecto de este tema.

-¿Puede haber un acuerdo con la oposición para avanzar con la comisión bicameral que impulsa Fernández? Ya rechazaron la propuesta y criticaron con dureza al Gobierno

-Ya existe una comisión. Después hay que ver cómo funciona. Por mi experiencia en el Congreso, hay comisiones en las que nos pusimos de acuerdo con la oposición. Por ejemplo, el tema del aumento de presupuesto para ciencia y tecnología lo sacamos por consenso. En otras comisiones, como en la de Libertad de Expresión, intentaron hacer un show mediático. En líneas generales, la actitud de la oposición parlamentaria es bastante irresponsable.

 

-Alberto Fernández pidió bajar la movilización de agrupaciones y organizaciones del oficialismo que estaba prevista para el 1° de marzo. ¿Entendió la decisión?

-En eso estoy de acuerdo. Para los que venimos de la militancia, las movilizaciones son parte de nuestro ADN. Es cierto que en estas condiciones no tenemos que predicar solamente, sino dar el ejemplo. Si hacemos una enorme movilización, no estaríamos cuidando a nuestros compañeros. Fue prudente la decisión del Presidente, aun sabiendo que para él la foto de apertura de sesiones hubiese sido mejor con miles y miles de personas en la calle. Ya vendrán los tiempos en que nos volveremos a encontrar en las plazas. Pero, primero, está la vida y esto fue lo que hizo nuestro gobierno durante la pandemia y tenemos que ser prudentes con esto.

 

Tenemos una Justicia que está cruzada por los intereses más mezquinos. El Presidente no necesitó nombrar esa palabrita anglosajona, el lawfare, para demostrar cómo están hoy cruzados los intereses económicos y políticos de la derecha con las acciones y las decisiones del Poder Judicial.

 

-¿La confrontación con la oposición va a aumentar a medida que nos acerquemos a la campaña?

-Creo que esto no es sólo una cuestión de campaña. Me parece que es más profundo. Se trata de la actitud que ha tomado la oposición en general frente al Gobierno. Un ejemplo es lo que hicieron con la reforma judicial. Dijeron que Fernández buscaba la “impunidad” de Cristina, ¿no leyeron el proyecto que mandó el Ejecutivo? El texto dice expresamente que no afecta a las causas que ya se están tramitando.

La actitud de poner palos en la rueda es una decisión que ya tomó hace rato la oposición en la Argentina. Claramente tenemos una oposición que no está dispuesta a avanzar en los temas modulares de la Argentina.

 

-¿Qué opina del escándalo por la vacunación de privilegio? 

-Fue un error y, lamentablemente, lo tuvo que pagar Ginés González García, que es un gran sanitarista y ha hecho cosas muy importantes durante la pandemia, que obviamente ni la oposición ni los medios le reconocerán. Pero evidentemente cometió un error. En el peronismo no puede haber privilegios. Ahí es donde comparto la medida tan contundente de Alberto Fernández de pedirle la renuncia a Ginés, porque me parece que ese tipo de cosas no pueden suceder en un gobierno nuestro.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...