No Te Va Gustar: «El calor del pleno invierno»

No Te Va Gustar: «El calor del pleno invierno»

La banda uruguaya No Te Va Gustar lanzó su séptimo disco de estudio de su carrera, El Calor del Pleno Invierno. Grabado de manera íntegra en su sala, el cambio es de nuevo la premisa del grupo.


Febrero de 2012. Los chicos –y ya no tan chicos– de No Te Va Gustar se embarcan en el proceso de composición de las 13 canciones que terminarían integrando «El calor del pleno invierno».

Desde el título y la portada está claro el mensaje que brindan los uruguayos. Un equilibrio entre optimismo y pesimismo, entre luz y oscuridad, calor y frío. Y por si quedan dudas, Emiliano Brancciari canta en “Nada fue en vano”: “Mi sueño es la fina mezcla entre la risa y el llanto”.

La producción de la dupla formada por Federico Lima y Sebastián Peralta –que reemplazan a Juanchi Baleirón– le aportó al grupo un nuevo sonido, difícil de decidir por ahora si mejor o peor que el que mostraba en Por lo menos hoy, disco antecesor. Si la meta de NTVG era mutar el sonido, meta cumplida.

Algunos detalles aportan un plus al disco. Saber que los coros de “Nada fue en vano” y “Por el agua” fueron grabados en una iglesia de Montevideo obliga a parar la oreja y prestar oído para notar los matices. Lo mismo sucede al descubrir el aporte de cada uno de los invitados: Fernando Ruiz Díaz, voz en “Mil días”, Gabriel Peluffo, voz en “Hijo de las armas”, Jorge Serrano, voz en “Religión pagana” y Germán Daffunchio, voz en “Desde hace un año”.

Las letras son otro de los puntos que sobresalen de NTVG. Brancciari, quien se carga con todas –menos dos–, muestra una pluma que sin deslumbrar por léxico o rima tiene su potencia en el mensaje y el decir. Revela que sabe lo que quiere decir y conoce la forma de decirlo. Combina de manera deslumbrante el qué y el cómo, dejando de esa manera la lírica dispuesta a las interpretaciones que con su voz bien justifican los elogios siempre recibidos.

El calor del pleno invierno es, entonces, un disco que evidencia una vez más un cambio en la vida de No Te Va Gustar, y como todo álbum nuevo necesita tiempo de ruedo y sobreponerse a las primeras escuchas, que por momentos desconciertan. Sin embargo, es un disco con material para asentar y acrecentar lo ya hecho por los charrúas en todos los trabajos previos y años sobre los escenarios.

Qué se dice del tema...