Murió Carlos Menem

Murió Carlos Menem

Su fallecimiento se produjo en el sanatorio Los Arcos a los 90 años.


El expresidente y actual senador Carlos Saúl Menem falleció este domingo a los 90 años en el sanatorio Los Arcos, de la ciudad de Buenos Aires, donde había ingresado por una infección urinaria. «Lamentablemente acaba de fallecer», dijo Zulema Menem.

Hasta su fallecimiento en el día de hoy, a sus 90 años, el expresidente Carlos Menem padeció graves problemas de salud e incluso tuvo varias internaciones debido a problemas respiratorios agravados por debilidad muscular y complicaciones circulatorias, cuadro al que se le sumó una diabetes crónica.

El 13 de junio del año pasado estuvo internado por espacio de dos semanas en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT), por una severa neumonía bacteriana.

En aquel momento se le realizó una tomografía, que permitió diagnosticar que padecía una «neumonía en el pulmón derecho, con algo de líquido en la pleura», según informaron en ese momento los médicos que lo asistían.

Su médico personal, Luis de la Fuente, señaló en esa oportunidad que el cuadro de Menem se había complejizado al meterse «la diabetes en el medio».

Sin embargo, ese mismo día debió ser internado nuevamente por sufrir un cuadro de debilidad muscular y baja saturación de oxígeno en sangre.

La última internación se realizó en el Sanatorio Los Arcos de esta ciudad, debido a una infección urinaria, que le provocó dolores y el incremento de la frecuencia cardíaca.

Carlos Saúl Menem gobernó el país durante más de una década.

El caudillo riojano devolvió el poder al peronismo en 1989 y fue la persona que por más tiempo encabezó el Poder Ejecutivo sin interrupciones en la historia del país, tras haber sellado en 1994 el «Pacto de Olivos» con Raúl Alfonsín, el primer presidente democrático tras la dictadura cívico-militar impuesta en 1976.

El líder de La Rioja, provincia a la que gobernó en dos períodos, asumió la Presidencia el 8 de julio de 1989, cinco meses antes del inicio previsto para el mandato, con promesas de «revolución productiva» y «salariazo», pero su gobierno estuvo marcado por una política de corte neoliberal que incluyó la privatización de varias empresas del Estado.

Con Domingo Cavallo como «superministro» de Economía, impuso un Plan de Convertibilidad que hizo que los argentinos vivieran durante años con paridad cambiaria, en la que un peso equivalía a un dólar, un germen -sumado a otros factores- de la crisis económica, social y política que estalló en el 2001, cuando gobernaba la Alianza.

Menem, quien estuvo preso de la dictadura militar en las Lomitas, tomó el argumento de la «reconciliación nacional» para firmar en 1990 uno de sus más polémicos decretos: el indulto con el que liberó a los comandantes de la Junta Militar condenados por múltiples y gravísimos delitos contra la humanidad.

Sus estrategias políticas y su insistencia por lograr la reelección, alcanzada finalmente en 1995, lo llevaron a reformar en 1994 la Constitución Nacional, después de que el país entero se sorprendiera con la firma del «Pacto de Olivos», otra vez con Alfonsín como co-protagonista.

La nueva Constitución abrió paso a la reelección presidencial, antes vedada; derrumbó el Colegio Electoral que hasta entonces elegía al jefe del Estado; redujo de seis a cuatro años el período de mandato del Presidente y aumentó el número de senadores con una garantía de representación para la minoría, entre otros puntos.

Gobernó en La Rioja entre 1973 y 1976 (hasta la llegada de la dictadura) y entre 1983 y 1989, año en que dejó la provincia para hacerse cargo anticipadamente de la Presidencia por la renuncia de Alfonsín, por lo que su asunción se hizo efectiva cinco meses antes de la fecha prevista para el fin de su mandato.

Menem dejó el poder en diciembre de 1989, cuando el peronismo, que llevó como candidato a Eduardo Duhalde, fue derrotado en las elecciones por la coalición UCR-Frepaso que postuló al radical Fernando de la Rúa.

En 2001 pasó seis meses en prisión en la causa por la venta de ilegal de armas a Ecuador y Croacia, por orden del juez federal Jorge Urso.

En 2003 intentó volver a la Presidencia y fue el más votado en la primera vuelta de los comicios de ese año, pero consciente de que todas las encuestas lo daban como seguro derrotado frente a Néstor Kirchner, bajó su postulación y no se presentó al balotaje.

Al momento de su muerte ocupaba un escaño en el Senado de la Nación como representante de su La Rioja natal.

Qué se dice del tema...