Martínez Carignano: “En Argentina matar con un vehículo es muy barato”

Martínez Carignano: “En Argentina matar con un vehículo es muy barato”

El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial se refirió al caso del asesino al volante en Palermo.


El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, reaccionó ante el caso del asesino al volante en Palermo anunciando que el organismo que dirige se presentará a la Justicia para pedir que la carátula sea homicidio simple.

Vale recordar que, en la mañana del domingo, José Carlos Olaya González, de 29 años, manejaba un Ford Focus a alta velocidad cuando perdió el control del vehículo y atropelló a runners y ciclistas en los Bosques de Palermo, causando la muerte de una mujer, Marcela Bimonte, de 62 años, y dejando a otras 5 personas heridas. El hombre no asistió a las víctimas y se dio a la fuga, siendo apresado poco después por la policía mientras circulaba en otro vehículo con tres personas, que también fueron arrestadas por encubrimiento.

La causa quedó a cargo de la Unidad de Flagrancia Norte a cargo de Natalia Pla, Secretaría a cargo de Laura Solano. Olaya quedó imputado por homicidio culposo y sus tres acompañantes por encubrimiento.

A través de su red social Twitter, el director de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, escribió, al comentar la noticia: “Esto no fue un accidente. Fue un homicidio. Manejar borracho, matar y huir no puede terminar en una pena en suspenso porque ‘no hubo intención’. Vamos a pedir que se califique como homicidio doloso, con una pena de 8 a 25 años”.

En diálogo con Infobae, Martínez Carignano explicó que la Agencia que dirige desde hace dos años y que depende del Ministerio de Transporte de la Nación tiene como política presentarse en calidad de amicus curiae “en ciertas causas en las que se producen hechos fatales debido a una ostensible violación a las normas, desprecio por la vida, consumo de alcohol, abandono de persona, desaprensión frente a las consecuencias de la propia conducta, etcétera, como sucedió en este caso”.

Además agregó: “En todos los casos, lo que pedimos es que mientras dure el proceso la licencia de conducir del autor del hecho sea inhabilitada porque de lo contrario se produce un revictimización, sea de las personas afectadas por el siniestro vial o de sus familiares en caso de muerte, que van a la audiencia y ven como el acusado se va a su casa manejando”.

Carginano expresó también: “El gran problema del código penal argentino -explicó el funcionario- es que hay dos tipos de acciones: las dolosas, o voluntarias, deliberadas, y luego todo el universo de los tipos culposos, imprudencia, impericia, negligencia… es decir, esos en los que se considera que el autor no quiere el resultado”.

El titular de la ANSV se refirió a la actitud de la Justicia y explicó: «Muchos jueces apelan hoy a la figura del dolo eventual, es decir, que la persona, por su experiencia y conocimientos se podía representar que iba a causar un daño y aún así persistió en su conducta. Pero eso depende de elementos muy subjetivos y de la voluntad del juez».

Por último, precisó: “Hoy en la Argentina matar a alguien con un vehículo es muy barato, casi gratis, y no importan los agravantes. La legislación los considera como casos de poca monta. Pero los siniestros viales son la principal causa de muerte de menores de 35 años. Me desespera que entremos a un nuevo año con leyes viejas”.

Qué se dice del tema...