Macri continúa con su armado y no descarta el «segundo tiempo» en 2023

Macri continúa con su armado y no descarta el «segundo tiempo» en 2023

El expresidente se sigue moviendo y comenzaron a aparecer las primeras pintadas.


El expresidente Mauricio Macri no abandona la política doméstica. Tras regresar del sur hace dos semanas, retomó su agenda que incluyó intendentes, diputados, legisladores, dirigentes y hasta un nutrido grupo de 40 influencers que, en dos tandas, estuvieron en sus oficinas.

En una de las fotos políticas del día que dejó trascender, se lo vio, a solas, junto al diputado nacional Waldo Wolff. En sus oficinas hablaron de la interna política de Juntos por el Cambio. En este sentido, el exjefe de Estado le transmitió que era vital “sostener” la identidad del espacio opositora y “mantenerse cerca de las necesidades de la gente”.

Dos días antes quien había pasado por la misma oficina fue el legislador porteño Roberto García Moritán. Durante media hora, también a solas, hablaron de la coyuntura. Cerca del expresidente aseguran que es “muy macrista”. El diputado subió luego una foto a sus redes sociales con una genuina sonrisa. Macri lo ve como una figura con proyección a futuro.

Por otro lado, en dos tandas, y en dos días distintos, Macri recibió a unos 40 influencers, tanto de Twitter como de Instagram y Tik Tok, que suelen apoyarlo y ser muy críticos del Gobierno nacional a la vez.

La idea partió de su equipo de comunicación tras observar la defensa del expresidente que realizaron muchos, sobre todo en Twitter, luego de un episodio en Ituzaingó donde un militante kirchnerista con un puesto de diarios no quiso darle la mano en una recorrida.

Macri aceptó la idea de buena gana y los reunió en su oficina de Avenida Libertador en dos grupos de 20 durante una hora. La mayoría no se conocía personalmente e incluso muchos no se seguían en las redes sociales.

Fueron dos reuniones con mucho intercambio. En su alocución el creador del Pro les agradeció la visita, les contó su visión general del país y el rumbo, y luego intercambió con cada uno.

“El próximo presidente va a ser del Pro”, les aseguró, y les transmitió su convencimiento de que Juntos por el Cambio volverá al poder el año que viene.

Y les dejó una máxima: “Hay que dar la batalla cultural con amigos, con la familia y en las redes sociales, es el principal desafío”.

En la mesa chica siempre deja “picando” su futuro. Todavía no decidió si será candidato en 2023 pero la pelota está picando: no cayó ni de un lado ni del otro. Quienes más conocen a Mauricio Macri, siguen hablando de que hoy está un 50% adentro y un 50% afuera de una boleta nacional que le permita pelear por regresar a la Casa Rosada.

Por lo pronto hay quienes lanzaron pintadas en el conurbano bonaerense con la consigna “Macri-Vidal-Ritondo” en referencia a una candidatura a presidente, a vice y a gobernador respectivamente.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...