Inglaterra investiga la transmisión del virus con su primer concierto sin barbijo

Inglaterra investiga la transmisión del virus con su primer concierto sin barbijo

Fue un proyecto del gobierno antes del levantamiento de las restricciones.


La música en vivo regresó al lugar de nacimiento de The Beatles después de un largo silencio impuesto por coronavirus el domingo cuando la ciudad inglesa de Liverpool organizó un festival de música único para probar si tales eventos propagaban el virus.

Alrededor de 5.000 personas abandonaron los barbijos y las reglas de distanciamiento social en nombre de la ciencia y la música. Asistieron al evento al aire libre después de haber dado negativo para Covid-19, y prometieron hacerse la prueba de nuevo cinco días después del festival.

Dentro de los gazebos las pantallas emitían mensajes de concientización: «Sea amable, si alguien quiere un poco de espacio, dele espacio», o: «Está bien usar una mascarilla en la carpa si quieres».

La ministra de Cultura británica, Caroline Dinenage, dijo que fue una ocasión trascendental para celebrar que los fanáticos prueben por primera vez un festival de música durante más de un año y todo en nombre de la ciencia. «No hay nada como la experiencia colectiva de escuchar a tu artista preferido en vivo en la atmósfera de un festival y espero que todos tengan un día fantástico», expresó.

Agregó también el apoyo brindado al sector de la música en vivo durante la pandemia con 250 millones de libras en subvenciones del Fondo de Recuperación de la Cultura que se destinaron a más de 2.000 organizaciones.

El evento se sumó a otras experiencias como la del 18 de abril, donde 4.000 espectadores estuvieron presentes cuando leicester venció a Southampton para llegar a la final de la FA Cup y la de Wembley donde  8.000 espectadores presenciaron el 25 de abril el choque final de la Carabao Cup entre tottenham y Manchester City.

Además se espera la entrada de 21.000 aficionados para la final de la FA Cup entre Leicester y Chelsea el 15 de mayo, también en Wembley mientras el país continúa abriéndose de las últimas restricciones de bloqueo.

Los científicos buscarán ver si las multitudes que se mezclan y bailan en interiores y exteriores aumentan el riesgo de transmisión de Covid-19.

El objetivo del Gobierno británico es saber cómo pueden llevarse a cabo los festivales de música de verano después del 21 de junio, fecha en que finalizarán totalmente las restricciones de la cuarentena implementadas en el Reino Unido en diciembre pasado.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...