«Queremos conocer los proyectos de inteligencia artificial de Argentina»

«Queremos conocer los proyectos de inteligencia artificial de Argentina»

Omar Costilla Reyes dialogó sobre la presentación de Prometea, el sistema de IA argentino, en Boston.


La Jornada Interdisciplinaria organizada por el IALAB Inteligencia Artificial “Hacia un nuevo paradigma en el sector público: Estado 4.0” colmó el aula Magna de la Facultad de derecho de la UBA, y se convirtió en la antesala de la primera Cumbre Latinoamericana de Inteligencia Artificial. La misma se realizará en la sede del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Boston en enero próximo y donde la Argentina presentará a Prometa: una IA predictiva sin precedentes en América Latina, actualmente aplicada en la justicia y en la administración pública.

De esta antesala participó Omar Costilla Reyes, ingeniero y phd en Machine Learning, también investigador en el MIT en Boston, Estado Unidos.

Durante su estadía se reunió con los principales expertos en informática e inteligencia artificial y formó parte de mesas de trabajo, por lo que Reyes contó cómo se viven las horas preliminares a que Prometea se de a conocer en el país norteamericano.

Este sistema inteligente fue creado íntegramente en el sector público en el año 2017. Gracias al trabajo en conjunto del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad y el IALAB, cuyos co-directores son Luis Cevasco, Juan Gustavo Corvalán y Daniel Pastor.

Sobre Reyes 

Omar Costilla Reyes actualmente investiga diversos tipos de técnicas de inteligencia artificial y su aplicación en diferentes áreas como la educación, la industria y la salud, como por ejemplo las técnicas de aprendizaje automático. A su vez, es coordinador regional de la Cumbre Latinoamericana de Inteligencia Artificial, organizada por el MIT, #1 universidad del mundo según el ranking QS.

Omar realizó un viaje relámpago a Buenos Aires para interiorizarse y conocer más acerca del trabajo que se viene realizando desde el Laboratorio de Innovación e Inteligencia Artificial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (IALAB).

Sobre Prometea

Prometea nació de la propia necesidad del Estado de incorporarse a la cuarta revolución tecnológica, para brindar un mejor servicio al ciudadano y asegurar con más eficiencia el acceso a sus derechos.

Al día de hoy esta herramienta sin precedentes se encuentra funcionando y en proceso de implementación en diversos organismos nacionales e internacionales, entre ellos la Organización Mundial de Comercio, la Corte Constitucional de Colombia y numerosos tribunales superiores de Justicia en la Argentina, entre otros.

Prometea fue reconocida por prestigiosas universidades como la Universidad de Oxford (UK), Sorbona en Francia, ha sido presentada y referenciada por los máximos organismos internacionales del mundo, como Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y fue el único sistema de inteligencia artificial del Sector Público que se presentó en la Cumbre Mundial de Inteligencia Artificial celebrada en Ginebra en mayo de este año.

Como si fuera poco, ahora será presentada en Boston, nada más y nada menos que en los interiores del MIT, la universidad con los proyectos tecnológicos más trascendentes del Mundo.

-¿De qué se trata la Cumbre Latinoamericana de Inteligencia Artificial? ¿Cuál es su trascendencia?

-Desde el MIT consideramos que es muy importante conocer y darle visibilidad a las innovaciones en nuestra región para que estos proyectos puedan escalar.

En la actualidad, es realmente preocupante la brecha tecnológica entre los países latinoamericanos, y las grandes potencias como EEUU, países de Europa y China, estados que tienen mayores posibilidades de inversión en este tipo de proyectos que determinarán el futuro del mundo.

 

-¿Cuál es el análisis que hace acerca de los proyectos de Inteligencia Artificial en Latinoamérica?

-La Cumbre de IA que tendrá lugar en enero próximo tiene por objetivo precisamente mapear los principales proyectos. Será una buena oportunidad para saber qué casos de éxitos hay en la región y qué estrategias de apoyo se pueden implementar para una mayor escalabilidad. De hecho, conocí el trabajo que desarrollan en el Laboratorio de IA de la UBA Derecho, gracias a un trabajo que realizaron para mapear los sistemas inteligentes de Latinoamérica y el mundo occidental, en áreas como industria, manufactura, servicios y Estado.

Me parece que la industria tecnológica se encuentra fuertemente monopolizada por grandes empresas.

Son muy pocos los casos de IA en la región que estén dando resultados concretos. En general, son proyectos que provienen del ámbito privado como Mercado Libre y Rappi, y se dan porque detrás de ellos se encuentran los tanques tecnológicos como IBM, Oracle o Microsoft.

Por eso me causó un gran impacto Prometea y la forma en la que trabajan en el Laboratorio. Es un proyecto creado por el sector público y la academia, que produce resultados sorprendentes en la eficiencia y ayuda a mejorar la vida de las personas. La verdad es que no conozco muchos casos como este en el mundo, creo que debe ser un motivo de orgullo para ustedes.

-¿Cuál es el mayor desafío a tener en cuenta en este nuevo paradigma tecnológico que menciona?

-Considero que lo más alarmante es la falta de formación y de gente que sea especialista en el tema. En Latinoamérica faltan expertos que cuenten con herramientas para usar apropiadamente estos sistemas y sacarles provecho.

Lo cierto es que cada vez hay menos tiempo para aquellos organismos que no tengan personas capacitadas y que quieran ayudar a optimizar los procesos.

Creo que es muy importante que existan políticas que implementen programas de capacitación sobre los avances tecnológicos y las nuevas herramientas.

 

-¿Por qué sería necesaria la Inteligencia Artificial en la justicia y en la administración pública?

-La necesidad está en poder optimizar el tiempo de trabajo en aquellas tareas que no requieren de ningún tipo de conocimiento, aquellas tareas mecánicas y rutinarias.

Estas tareas no dejan de ser importantes, y deben ser realizadas, pero con ayuda de la tecnología estas se podrían realizar de manera mucho más eficiente. Esta reducción de tiempo, permitiría a quien las realiza poder ocuparse de trabajos más complejos que requieran de mayor creatividad o formación.

 

-¿Cómo fue tu visita en Buenos Aires?

Es una ciudad hermosa con gente muy cálida que no había tenido el gusto de conocer al momento. Me voy sorprendido de la importancia que le dan a los desarrollos tecnológicos y que compartan las mismas preocupaciones que muchos de nosotros en el otro lado del continente.

Tuve una agenda bastante intensa pero muy productiva. Me reuní con expertos de IA en Argentina, debatimos y compartimos experiencias en mesas de trabajo muy interesantes. Conversamos sobre la importancia de las nuevas tecnologías en la lucha contra el cibercrimen y la pornografía infantil, entre otros debates. Temas muy complejos que requieren de una mayor innovación para lograr soluciones que tengan un impacto concreto.

 

-¿Podría el MIT trabajar en conjunto en algunos proyectos con especialistas en Argentina?

-Sí, desde el MIT estamos muy interesados en conocer y apoyar a aquellos proyectos de IA que puedan tener un impacto positivo en la región. Argentina tiene proyectos realmente muy interesantes para considerar y ecosistemas con recursos valiosos para generar innovación.

De hecho acordamos con el Laboratorio de IA de la Facultad de Derecho de la UBA seguir trabajando juntos para detectar casos de pornografía infantil con ayuda de los sistemas de Inteligencia Artificial. Considero que Prometea tiene mucho para aportar en la lucha contra este flagelo mundial, y desde el MIT estamos dispuestos a dar nuestro aporte.

Qué se dice del tema...