Gobierno se reunió con propietarios e inquilinos por la Ley de Alquileres

Gobierno se reunió con propietarios e inquilinos por la Ley de Alquileres

Desde las inmobiliarias proponen cambios a la legislación y beneficios para dueños.


El Gobierno nacional, propietarios de inmuebles y representantes de inquilinos mantuvieron un encuentro esta tarde con el objetivo de abordar la situación de los alquileres, una problemática que afecta a millones de argentinos. Durante la reunión se acordó la conformación de una mesa de trabajo tripartita donde se volcarán posibles soluciones de parte de los sectores involucrados. Además, se evaluará la modificación de la ley de alquileres.

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, recibió este miércoles a las principales federaciones de inquilinos junto con los representantes de las cámaras inmobiliarias, quienes se comprometieron a continuar con el diálogo para hallar una solución compartida a la crisis habitacional.

El encuentro, que se desarrolló de manera presencial en la secretaría y contó con una modalidad virtual, duró poco más de dos horas y logró una ana amplia participación de los distintos sectores. Allí, el secretario manifestó que “vamos a generar una mesa de trabajo que cree las mejores condiciones para inquilinos y propietarios, en el marco de los consensos que surjan”.

Asimismo, expresó que el país está “ante un problema, ya que hay falta de oferta de viviendas y hay incertidumbre para las y los inquilinos sobre el precio de los alquileres”, por lo cual, manifestó que uno de los focos estará en dilucidar “por qué hoy el mercado está en una situación donde es difícil alquilar”.

En diálogo con C5N, Feletti dio detalles de la reunión al señalar que «el sector de cámara de propietarios y corredores inmobiliarios quiere modificar la ley que hoy es bastante protectiva de los inquilinos con algunas debilidades» mientras que también «hay un sector de los inquilinos que no acepta ninguna modificación pero también entiende que no hay oferta de viviendas».

Por el lado de las inmobiliarias concurrió la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), acompañada de colegios y cámaras inmobiliarias de distintos puntos del país, además de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA). Desde el sector elevaron como propuesta la implementación de beneficios impositivos para aquellos dueños que coloquen los inmuebles en alquiler.

Con respecto a la ley de alquileres, expresaron su diferencia sobre distintos puntos, sobre los que propusieron su modificación. Por un lado, se refirieron al plazo para la actualización de los alquileres (actualmente es anual y según a un índice que combina inflación y salarios). Por otro, pidieron índices alternativos para los aumentos, como también promover tribunales de arbitraje independientes para la resolución rápida de conflictos.

También participaron la Federación de Inquilinos Argentina, como así también el Colectivo de Mujeres (por ser las más afectadas en el acceso a una vivienda) y representantes de la organización social CELS-Alquileres, quienes abordaron la problemática desde el lado de quienes no pueden acceder a una vivienda propia y deben alquilar.

Gervasio Muñoz, quien además de ser titular de la mencionada federación encabeza el colectivo Inquilinos Agrupados, sostuvo al terminar el encuentro que “no fue solo una reunión para charlar, sino que hay ideas y propuestas”. Eso, dijo, “es un montón” si se tiene en cuenta que el Estado “se había desentendido de la cuestión de los alquileres”.

Más allá de lo positivo del encuentro, Muñoz manifestó su desacuerdo con la propuesta de modificación de la legislación, impulsada por el sector que representa. “Lo importante es el control y el cumplimiento de la ley actual”, agregó. Desde el sector proponen impuestos a la vivienda ociosa, algo que está en análisis de parte de la Secretaría.

Durante el encuentro también dijeron presente representantes de la AFIP, la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (Cedu), el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y el responsable del área de alquileres en el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Facundo Di Filippo.

Luego de conformada la mesa, Feletti pidió a los presentes que envíen a la brevedad de manera formal las propuestas mencionadas, ya que una vez recibidas serán procesadas y luego enviada al resto de las partes. “Las vamos a circular entre todos y todas, se las vamos a comunicar al Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, y luego vamos a volver a convocar a una reunión” manifestó.

Entre los puntos de concordancia de las partes está la necesidad de fomentar el desarrollo de nuevas viviendas, ya que la ampliación de la oferta de las unidades destinadas al alquiler contribuirá a reducir el valor de los precios. “Una vez alcanzado el consenso entre las partes sobre el conjunto de propuestas a implementar, la Secretaría las va a viabilizar, trabajando con las autoridades pertinentes, siempre con el objetivo de incrementar la cantidad de viviendas y facilitar el acceso a las inquilinas y los inquilinos”, expresó Feletti.

«Nosotros queremos recibir las propuestas», puntualizó el funcionario, aunque adelantó que el objetivo de la Secretaría es alcanzar, por un lado, «un balance en el modo de contratación y de ajuste (de alquiler)», pero también, por otro, evitar «como pasa en otras partes del mundo, que no pueda haber tal cantidad de viviendas ociosas. Ahí habría que buscar una presión impositiva mayor al que tiene una vivienda ociosa».

Si bien descartó implementar un mecanismo de control de precios ya que, en palabras del funcionario, «ahí sí puede haber retracción», explicó que habría que ir hacia un esquema progresivo en el cual se implementen impuestos a la vivienda ociosa, aunque remarcó que en caso de aplicarse no se caerá sobre aquellos que tengan pocos departamentos.

«No es lo mismo tener uno o dos departamentos y los alquila, que alguien que empieza a tener ya más de cinco unidades», remarcó y añadió: «Hay que usar un instrumento tributario para aquel que tenga muchas viviendas ociosas, con un periodo de ociosidad de seis meses, por ejemplo, para forzar la oferta».

De acuerdo a cifras provistas por la Secretaria de Comercio Interior, la cantidad de viviendas a la venta en la Ciudad de Buenos Aires se encuentra ampliamente por encima del promedio histórico. Actualmente, hay más de 120.000 propiedades a la venta, cuando el volumen histórico se ubicó en 50.000. Esto redujo la oferta y empujó al alza los alquileres. «La Ciudad tiene un 38% de familias que alquilan y se está volviendo un inquilinato», dijo Feletti a C5N.

La tarea de la mesa será resolver lo que consideran «una falla de mercado», ya que impide el acceso de los inquilinos a los alquileres y afecta la rentabilidad de los dueños. Todo ello con el foco puesto también en que el valor de los alquileres no afecte duramente a los salarios como lo hace actualmente.

Por último, remarcó la importancia de “lograr una mayor inserción de las y los inquilinos, mayor nivel de vivienda y estabilidad sobre el valor del alquiler, porque actualmente la vivienda representa un alto porcentaje en los ingresos”. “El alquiler es una parte de la política de vivienda y tiene que ser accesible”, concluyó.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...