El FdT rechazó el proyecto de «integración productiva» para barrios populares

El FdT rechazó el proyecto de «integración productiva» para barrios populares

"No beneficia a la economía popular sino a las grandes cadenas comerciales", dijo la legisladora Laura Velasco.


El Frente de Todos presentó este martes su propio dictamen en rechazo al proyecto del Ejecutivo porteño de “integración productiva e impulso al trabajo en barrios populares”.

“Acá no hay integración productiva ni apoyo al trabajo, sino beneficios del Estado para la instalación de cadenas comerciales sin tener en cuenta a los emprendimientos que ya existen en los barrios, a los que podrían llevar a la quiebra. Tampoco crea trabajo, plantea un piso muy bajo de empleabilidad en los barrios, de un 30%, pero ni siquiera lo garantiza, es discrecional”, aseguró la legisladora del FdT y presidenta de la Comisión de Políticas de Promoción e Integración Social, Laura Velasco, durante la reunión de intercomisiones realizada en la Legislatura porteña.

“No le encontramos ningún beneficio para los barrios populares. Es una ley que favorece condonando impuestos desde el Gobierno de la Ciudad a grandes empresas, cadenas y multinacionales, que no van a invertir, en lugar de apoyar a quienes están en desventaja, a través de la implementación de la Ley de la Economía Social y Popular aprobada hace un año y medio. La mayoría de los emprendimientos barriales no acceden a financiamiento y no se promueven los polos productivos ni las ferias de la economía popular», agregó.

Según el dictamen presentado por el bloque opositor, “la gran mayoría de las actividades promovidas son ya ejercidas por comerciantes, trabajadores y unidades económicas que no son reconocidas por este proyecto como emprendimientos gastronómicos, panaderías, verdulerías, carnicerías y tiendas textiles. La incorporación de actores externos, con mayor capital y beneficios impositivos genera una competencia desleal para las economías barriales”.

Otros planteos tienen que ver con las escasas instancias de consulta, escucha y trabajo, en violación directa a las leyes de reurbanización de los cuatro barrios afectados por esta iniciativa: Padre Mugica,  Rodrigo Bueno, Playón Chacarita y Villa 20. “Cuando se quiere beneficiar a determinados actores sociales lo primero que se tiene que hacer es sentarse en las instancias de participación que ya existen. En este caso, está previsto que el proyecto se discuta en la mesa de gestión participativa del barrio Padre Mugica la semana siguiente a que la ley sea votada en el recinto. Parece una burla”, expresó Velasco durante su intervención.

Desde el bloque del Frente de Todos, de manera autogestionada, se llevaron adelante mesas de trabajo en los cuatro barrios populares donde se constató un enorme desconocimiento dado que el proyecto no había pasado por las Mesas de Gestión Participativa, tal como establecen las leyes de reurbanización -6.129, 5.798, 5.799 y 5.705-, por tener impacto en la vida y las economías de sus habitantes y en los procesos de urbanización e integración socio urbana.

“Es escalofriante escuchar de boca de algunos diputados del oficialismo hablar contra los planes sociales. Desconocen que en la Argentina se crearon 200 mil nuevos empleos, se reconvirtieron al empleo formal 30 mil trabajadores, se implementó el Salario Social Complementario con el Programa Potenciar Trabajo que implica trabajo en unidades productivas y tareas de cuidado comunitarias. Mientras tanto en la Ciudad tenemos 20 mil empleos menos que antes de la pandemia y se siguen proponiendo políticas públicas para beneficiar a las empresas amigas con fondos públicos», finalizó Velasco.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...