De Vido vaticinó «una implosión social, peor al que se vayan todos»

De Vido vaticinó «una implosión social, peor al que se vayan todos»

El exfuncionario se dirigió en duros términos hacia el Gobierno.


Julio de Vido, exministro de Planificación, criticó duramente al Gobierno, dada la crisis económica que atraviesa el país y analizó: «Veo venir una suerte de implosión social, algo peor al que se vayan todos».

El exfuncionario destacó en un reportaje con Radio Del Plata que la realidad económica de Argentina es “un problema muy grave”. “Que se vayan todos fue una explosión que detonó con cierta conducción política asociativa entre (Eduardo) Duhalde y (Raúl) Alfonsín, que complotaron en el marco de una situación irrespirable; ahora veo venir una suerte de implosión social, algo peor”, subrayó De Vido.

Y consideró que en el país hay “un proceso de postergación social en los trabajadores, un empobrecimiento que hace que vayan asociándose en su caída vertiginosa a los sectores medios, que también están postergados”.

En ese aspecto, cuestionó que el presidente Alberto Fernández haya desistido de expropiar la empresa Vicentin y que no haya “denunciado la catástrofe” que, según él, representó la gestión de Mauricio Macri. “No me considero oficialista del Frente de Todos de ninguna manera”, enfatizó.

No es raro que De Vido se dirija en duros términos al Gobierno. “Esto define la miserabilidad inconmensurable de Alberto Fernández”, señaló a principios de marzo, cuando el mandatario avaló la posibilidad de designar como ministro de Justicia a Martín Soria, algo que finalmente ocurrió. La hermana del ahora ministro, María Emilia Soria, fue una de las legisladoras que en 2017 votaron el desafuero que permitió el avance de las causas judiciales en su contra.

Y cabe recordar que cuando la Ciudad y Nación tuvieron que trabajar en conjunto por el tema de la pandemia del coronavirus, De Vido apuntó contra la estrategia de “buen entendimiento” entre Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En aquel momento, el ex ministro, sostuvo que el gobierno nacional debe dejar de “priorizar la relación de fuerzas” con la oposición y en cambio “ser lo que debe ser y poner lo que hay que poner”.

Mientras que a principios de julio de este año, cuestionó al ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, por cuestionar los festejos en el Obelisco por la Copa América que ganó la selección argentina.

“Ante algunas expresiones populares, que algunos parecen no entender, lo que hay que hacer es silenzio de stampa, tal vez lo que pretende este funcionario es que le pidamos permiso para festejar un campeonato, a qué habrá jugado cuando era chico???”, escribió el ex ministro de Planificación en las redes sociales.

Es importante recordar que, el exministro se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria desde diciembre de 2019 en una propiedad que posee en Zárate, tras abandonar la cárcel de Marcos Paz. La pena que recibió corresponde a la causa de Río Turbio, en la que es investigado por un perjuicio contra el Estado, calculado en 176 millones de pesos. A su vez, cumple con la prisión preventiva por la denominada causa de los cuadernos.

También está condenado por la tragedia de Once, por la que recibió una sentencia de 5 años y 8 meses de prisión. Sin embargo, en esa causa, en la que fue imputado por administración fraudulenta, no debe cumplir prisión efectiva hasta que se expida la Corte Suprema. La pena fue confirmada el pasado marzo por la Cámara de Casación Penal, pero según el nuevo Código Procesal Penal primero debe pronunciarse el máximo tribunal.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...