A pesar de los dichos de Carrió, Macri la defendió por la indagatoria

A pesar de los dichos de Carrió, Macri la defendió por la indagatoria

La dirigente de la Coalición Cívica había asegurado que “a Macri no le hablo nunca más”.


Mauricio Macri salió a respaldar a Elisa Carrió a raíz del pedido de los abogados de Cristina Kirchner de llamarla a indagatoria en la causa por espionaje ilegal. Según expresó el expresidente, la acusación contra la líder de la Coalición Cívica se trata de una «persecución judicial». «Una vez más vemos que Cristina y sus abogados persiguen judicialmente a opositores. Ahora a Lilita, que con valentía se atrevió a denunciar actos de corrupción y a quien acompaño y respaldo», expresó el exjefe de Estado en su cuenta de Twitter.

 

La reacción de Mauricio Macri se debe a que los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort pidieron que se cite a prestar declaración indagatoria a la ex diputada de la Coalición Cívica por su supuesta «responsabilidad en la maniobra ilegal desplegada desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) con los objetivos de influir en la situación institucional y/o política y/o social del país y en la opinión pública».

En el texto también se la acusa de «dar cobertura a la organización paraestatal que integraban el espía (Marcelo) D’Alessio y otras personas a las que la nombrada se encontraba estrechamente vinculada». 

Desde la Coalición Cívica sospechan que la denunciante Peñafort es una de las posibles candidatas de Cristina Kirchner para ocupar la Procuración, dado que Daniel Rafecas aclaró que no tiene intenciones de avanzar en el proceso de selección si se elimina el requisito de los dos tercios en el Senado. Es por eso que cobró fuerza en las últimas semanas la defensa de Carrió a Rafecas, no porque sea un referente afín sino porque lo considera el «mal menor» frente a alguna otra opción que pueda planificar Cristina Kirchner, según comentaron en su entorno.

Alejandro Rúa y Peñafort son los abogados defensores de Roberto Baratta, ex mano derecha del ex ministro Julio De Vido, querellante en la causa que investiga las escuchas ilegales a ex funcionarios en la cárcel de Ezeiza, de donde surgió una posible operación contra el fiscal Carlos Stornelli.

La acusación contra Carrió tiene que ver con la utilización de esas escuchas para la elaboración de una denuncia contra ex funcionarios como Baratta y Juan Pablo Schiavi, que involucraría a la AFI macrista. Stornelli había sido denunciado por el empresario Pedro Etchebest, quien afirmó que un operador llamado Marcelo D’Alessio le pidió dinero en nombre de Stornelli. El empresario grabó a D’Alessio y lo fotografió en Pinamar con Stornelli para luego denunciarlo en el juzgado de Dolores a cargo del juez Alejandro Ramos Padilla.

El domingo pasado, Lilita contó que “Mauricio Macri me dijo ‘tu única función es denunciar; es para lo único que servís’. Le corté el teléfono y después le dije que no le iba a hablar nunca más. Y así va a ser”.

Qué se dice del tema...