Los “Caza Uber” vuelven a atacar: incendiaron un auto en Villa Devoto

Los “Caza Uber” vuelven a atacar: incendiaron un auto en Villa Devoto

El dueño es un joven de 27 que había trabajado de Uber hacía unos meses.


Un auto apareció pintado y envuelto en llamas en el barrio de Villa Devoto y se cree que el caso podría estar relacionado a la creciente ola de violencia de parte de los “caza Uber”, taxistas que están en contra de las aplicaciones de transporte en la Ciudad.

Según trascendió, la agresión se produjo durante la madrugada del miércoles y debieron concurrir los bomberos para controlar el incendio. Antes del hecho, desconocidos pintaron frases en el vehículo. El ataque no dejó heridos. No es la primera vez que un hecho de  estas características sorprende a los vecinos.

El propietario del vehículo es un hombre de 27 años. El damnificado dijo que en diciembre y enero pasado trabajó como chofer con la aplicación UBER, pero que en la actualidad “no estaba realizando esa actividad”, y dijo que el auto era usado habitualmente por su esposa.

Tras recibir la denuncia por la línea telefónica 911, una patrulla policial de la Policía de la Ciudad llegó al sitio y constató el hecho vandálico. Los uniformados solicitaron la asistencia de una dotación de bomberos, quienes lograron sofocar el foco ígneo. Luego, el vehículo fue trasladado a la playa judicial.

El delito quedó caratulado como “Incendio y otros estragos”, que está calificado por el artículo 186 del Código Penal. Interviene la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°24, a cargo de Rodrigo Pagano Mata.

En una espiral de violencia que sigue en aumento, lo ocurrido en Villa Devoto se trata de un episodio de ataques contra conductores que trabajan con aplicaciones móviles. A mediados de junio, dispararon una bala de goma contra un auto de Cabify que llevaba a un chico de 10 años con una mujer por Recoleta. Allí tampoco hubo heridos, por puro azar.

Pero quien sí fue lastimado fue un pasajero. También en junio, un joven de 30 años llamado Santiago Elizalde se disponía a subir a un auto que había pedido con Cabify, por la zona de Costanera Norte. Poco después sería víctima de una golpizapor parte de un grupo de taxistas.

El 2 de julio pasado, por primera vez la Justicia porteña resolvió procesar sin prisión preventiva a un “caza Uber”. Martín Facundo Sensón, de 32 años, fue imputado por los delitos de lesiones leves, daños y coacción. La Secretaría de Transporte de la Ciudad suspendió preventivamente la licencia del taxista imputado y se le iniciará el proceso interno para darla de baja definitivamente.

En el Ministerio Público Fiscal porteño ya se investigan múltiples denuncias por daños contra la propiedad privada que, según el artículo 183 del Código Penal, pueden ser reprimidos con prisión de 15 días a un año.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...