La Ciudad presentó la puesta en valor de la Plaza Houssay

La Ciudad presentó la puesta en valor de la Plaza Houssay

El predio renovado contará con locales gastronómicos, cines, estacionamientos para 600 autos, una entrada al subte D y más espacio verde.


Luego de un año y cuatro meses de obra, finalmente el Gobierno de la Ciudad presentó la puesta en valor de la plaza Houssay, ubicada en avenida Córdoba y Junín. El predio renovado contará con locales gastronómicos, cines, estacionamientos para 600 autos, una entrada al subte D y más espacio verde para que los porteños puedan disfrutar.

El espacio estaba cerrado por obras desde hace un año y cuatro meses, hasta este martes a las 14.30 donde se oficializó su reapertura. Cabe destacar que la última vez que había sido puesta en reformas, fue en 2015 cuando quedó reinaugurada como un campus urbano, con salas de estudio, wi-fi, canchas para prracticar deportes y un skatepark.

Al respecto, subsecretario de Proyectos del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad, Álvaro García Resta, explicó: “Son más de 2.700 metros cuadrados de un nuevo paseo abierto con locales gastronómicos y cines, ampliando la oferta en el barrio y el uso nocturno de la plaza. Además de sumar 1300 metros cuadrados de nuevo espacio verde y continuo, que invita a quedarse y disfrutarlo”. Al mismo tiempo que describió que el mayor cambio ocurrió a nivel subterráneo, donde aprovechando parte del estacionamiento que ya existía, se crearon dos pisos.

En el primero hay cuatro salas de cine, que abrirán en septiembre y serán de la cadena Village. También un acceso nuevo al subte D, ya operativo; salones de estudio, y locales de comida que estarán abiertos hasta las 23. De estos últimos, están habilitados un Freddo y un McDonalds. En el transcurso de la semana próxima, se sumarán sucursales de Pani, Mostaza y Tostado. Y para mediados agosto, Antares, Hell’s Pizza y Muu.

En tanto, en el segundo subsuelo se mantiene parte de la anterior playa de estacionamiento, ahora con lugar para 600 autos.

Sin embargo, no fue solo dentro del predio donde se llevaron a cabo obras. Sino que también las calles aledañas contaron con una nueva restructuración. Se sumó un anillo verde parquizado sobre el que se pusieron postas aeróbicas, cerca de la calle Paraguay. Mientras que del lado de Uriburu, está el patio de juegos. Sobre Paraguay hay una cancha de fútbol y otra de básquet. Y desde Córdoba, se accede a una barranca con escaleras que conducen a los subsuelos.

También se renovaron caminos para, en especial, asegurar que el recorrido diagonal sea más cómodo y directo. También se instaló nueva iluminación.

Además se agregaron servicios: hay una estación saludable y una estación de Ecobici sobre Junín, que se complementa con la extensión de la ciclovía de la calle Uriburu. Al mismo tiempo, se hicieron a nuevo las veredas de avenida Córdoba, Uriburu y Paraguay. Y se reacondicionó la feria de artesanos y libreros.

Junto a la iglesia San Lucas, que fue puesta en valor, sigue lo que el Gobierno porteño llamó “Campus BA”, el espacio de servicios y salas de estudio que se inauguró en 2015.

Aquellos trabajos llevaron cinco meses y a un año de la reapertura de la plaza, en mayo de 2016, la Legislatura porteña aprobó un proyecto que habilitó nuevas obras que culminaron este jueves.

La inversión de esta nueva remodelación fue privada, estuvo a cargo de Lamp Investments. Según trascendió pagó $ 76.789.664. La empresa tiene la concesión de la plaza por 30 años y, a cambio, debe pagarle a la Ciudad un canon mensual inicial de $ 400.000.

Por la plaza pasan unas 170.000 personas por día. En ese terreno se levantó el primer Hospital de Clínicas y tras su demolición, en 1975, quedó liberado como espacio verde. Su nombre es en homenaje al primer Nobel de Medicina Bernardo Houssay.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...