Peligroso: caos y largas filas de autos en todos los accesos a la Ciudad

Peligroso: caos y largas filas de autos en todos los accesos a la Ciudad

Fue tras el cierre de los 59 de 110 accesos a la Ciudad.


Importantes demoras y largas filas de autos se registran durante las primeras horas de la mañana de este miércoles en los accesos a la ciudad de Buenos Aires que aún están habilitados para el tránsito, luego de que entrara en vigencia la medida del gobierno porteño de cerrar a partir de hoy 59 de sus 110 ingresos para evitar aún más la circulación autos y personas en medio de la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno nacional para frenar el avance del coronavirus. La disposición comenzó a regir a primera hora y el tránsito se convirtió en un verdadero un caos.

Accesos como Puente Pueyrredón, donde había más de una hora de demora, la autopista Panamericana y los puntos de ingreso desde la zona norte están completamente colapsados mientras los efectivos de la policía de la Ciudad controlan que aquellos que quieran ingresar estén habilitados para hacerlo. De acuerdo con el anuncio del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, el operativo anulará el paso en 56 bocas de acceso a la ciudad de distintas comunas, desde Núñez hasta Mataderos, y permitirá el ingreso a través de 13 pasos habilitados por donde podrá circular el transporte público de pasajeros, autos particulares y peatones que puedan acreditar formar parte del grupo de trabajadores exceptuados en el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A su vez, habrá otros 16 puntos de acceso limitado y abierto solo para el transporte público y 26 puentes liberados para el tránsito de peatones. Luego de las primeras horas de la entrada en vigencia de la medida, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, lamentó la gran circulación de vehículos. “Yo estoy en el anillo digital y lo que vi esta mañana no es positivo. Hay largas colas en todos los accesos y eso va en contra de lo que necesitamos. Así no va”, dijo en declaraciones radiales.

La disposición de las autoridades de la Ciudad se suma a otras medidas similares adoptadas por diversos municipios e incluso por el gobierno nacional, que ayer anunció que las personas que viajaron a la Costa por el fin de semana largo no podrán regresar a sus ciudades de residencia. En el caso del conurbano o varios lugares del interior de la provincia de Buenos Aires, apelaron a medidas más extremas como la construcción improvisada de muros de tierra en los ingresos.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...