Estrategia: Alberto se cansó y les ordenó a Guzmán y Kulfas que crucen a CFK

Estrategia: Alberto se cansó y les ordenó a Guzmán y Kulfas que crucen a CFK

El Presidente autorizó al ministro de Economía y de Producción a responder los ataques de la Vicepresidenta.


Luego de las continuas críticas hacia su persona y la de su gestión, Alberto Fernández le dijo a sus ministros que la nueva estrategia será aguantar sí, contestar también. La consigna, fue repetida por el presidente por teléfono durante la tarde del domingo en Olivos y fue escuchada por varios ministros, entre ellos Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), blancos de los dardos de la vicepresidenta Cristina Kirchner el viernes, en Chaco, y quienes este lunes salieron a responderle.

“Cristina dijo barbaridades en materia económica. Hay que decirle a la gente la verdad”, comentaron a La Nación desde un despacho con conocimiento de las recientes charlas del Presidente con sus ministros y funcionarios de confianza. La decisión de responder “desde lo técnico” quedó clara en la previa del viaje del Presidente a Europa, que comenzará esta tarde y se extenderá, según lo previsto, hasta la mañana del viernes.

El primer mandatario estuvo en el congreso ordinario de los trabajadores de la Sanidad (Fatsa), el gremio que conduce Héctor Daer, uno de los tres jefes que tiene la CGT. El Presidente volvió a defender el rumbo económico, tal como lo hizo ayer en una sorpresiva aparición en la reunión de la Mesa Nacional del Movimiento Evita, del cual pidió no hubiera registros audiovisuales, pero que se filtró a través de militantes en las redes sociales.

Y destacó: “Nunca me hice el distraído con los problemas, sé que la distribución del ingreso está con problemas”, dijo el Presidente, y también defendió logros como la baja de la desocupación, “que recibimos con dos dígitos y hoy estamos en siete puntos”.

Apuntados por la vicepresidenta, y con la decisión de no viajar a Europa, Guzmán y Kulfas desgranaron respuestas concretas a críticas de la vicepresidenta.

“El no acuerdo con el FMI era ajuste. Lo que había que lograr era un acuerdo de no ajuste, y eso fue lo que logramos”, dijo Guzmán en una entrevista con Urbana Play. Además de defender el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), base de las críticas del kirchnerismo duro, Guzmán marcó falencias de las dos gestiones de la hoy vicepresidenta.

Guzmán agregó: “Hubo una protección social muy activa: la AUH fue un gran logro. Una fuerte recuperación de los ingresos de las jubiladas y los jubilados. Hubo logros importantes, pero también hubo problemas de consistencia macroeconómica”.

Por su parte, el ministro de la Producción señaló: “No digo que no sea importante trabajar el tema de los monopolios, lo que digo es que la inflación no es eso específicamente; es algo mucho más amplio y tiene que ver con lo macro, con la política monetaria, fiscal y cambiaria”.

Y agregó: “Marca dos o tres cosas a revisar porque son talones de Aquiles: la energía y la política productiva. Son dos temas a los cuales me aboqué muchísimo, pero no para criticar a nadie”, sostuvo el ministro, quien a pesar de los embates del kirchnerismo duro continúa-al igual que Guzmán y su par de Trabajo, Claudio Moroni-confirmado en su cargo.

“No aparece nadie sensato diciendo que estamos equivocados, que hay que hacer como dicen ellos, subir el gasto y emitir, para mejorar la economía”, ironizaron desde el área económica del Gobierno.

La consigna de responder en defensa de la gestión y no hacer cambios de nombres en medio de los tironeos con el cristinismo se mantendrá hasta nuevo aviso, confirman fuentes cercanas al Presidente. Incluso dentro del albertismo, hay quienes creen que es insuficiente para recomponer la imagen presidencial.

“Lo veo decidido a no ceder, aunque tampoco va por todo. El cree que todo esto daña más a Cristina que a él”, le dijo a La Nación un miembro importante del gabinete a modo de resignada explicación.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...