Un asesor presidencial habló de un «toque de queda sanitario desde las 22»

Un asesor presidencial habló de un «toque de queda sanitario desde las 22»

Se trata del infectólogo Eduardo López, que asesora al Gobierno. El médico mencionó esa posibilidad ante el aumento de casos de Covid.


El aumento de casos de coronavirus preocupa al Gobierno nacional. En especial la nueva suba que se está dando en el AMBA y eso hizo que retornaran las reuniones entre el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Los tres se reunieron el miércoles y analizaron la situación, llamaron a no relajar los cuidados y acordaron volver a implementar reuniones semanales para ir analizando el cuadro de situación.

Frente a esa suba de casos, que afecta a todo el país, el infectólogo Eduardo López, que integra la mesa de expertos que asesora al Gobierno, aseguró que si se mantiene el aumento en la cantidad de casos, «va a haber medidas restrictivas importantes», ante lo cual señaló que se podría instaurar un «toque de queda sanitario a partir de las 22 horas».

«Si esto sigue así, yo creo que va a haber medidas restrictivas importantes, guste o no», sostuvo López en declaraciones a Radio Mitre. Entre estas normas que podrían adoptarse, el infectólogo consideró que una podría ser un toque de queda sanitario “que es restringir la circulación y las actividades que conlleven un riesgo en el aumento de casos».

López puntualizó que en Argentina deberá empezar a aplicarse a partir de la noche. “Francia lo implementó a partir de las 18 y España de las 20. A mí me parece un poco tarde a las 23. Lo pondría más temprano, a las 22. Lo que no podemos es mantener que el equilibrio nuevo esté en 11.800 casos”, agregó.

De todos modos, el infectólogo remarcó que «hay que tratar de encontrar un equilibrio» entre el cuidado sanitario y la economía, ya que nuevas restricciones perjudicaría a algunos sectores como el entretenimiento, la gastronomía y el turismo.

«Es evidente que el aumento del número de casos ha sido muy alto, casi exponencial. El virus se ha expandido más de lo que esperábamos porque un grupo de gente consideró que ya estaba solucionado con el verano o con el aire libre, como si eso lo inmunizara. Y en tercer lugar, está el no uso del barbijo y el incumplimiento del distanciamiento social”, dijo López.

«Habría que estar mirando todos los números para tomar una decisión acorde. No deseo que nadie deje de tener sus vacaciones y esparcimiento, pero si queremos tomar el riesgo de enfermarnos, nos estamos equivocando como sociedad», concluyó.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...