Con votos de JxC y la abstención del FdT se cambió el Código Urbanístico

Con votos de JxC y la abstención del FdT se cambió el Código Urbanístico

Los cambios se produjeron luego de las protestas de los vecinos de Lomas de Núñez y Nuevo Belgrano y afectan a esos barrios.


Nuevamente la Legislatura porteña fue el centro de cruces entre el oficialismo y la oposición. A pesar de ello, los espacios que integran Juntos por el Cambio lograron modificar el Código Urbanístico en dos barrios específicos: Nuevo Belgrano y Lomas de Núñez, esto se dio luego de las protestas de los vecinos. La iniciativa recibió 31 votos a favor (de los bloques de Vamos Juntos, la UCR Evolución el socialismo y Republicanos Unidos), 5 en contra y 20 abstenciones.

El FdT se abstuvo, igual que el FIT, mientras que La Libertad Avanza votó en contra.

El Frente de Todos cuestionó la falta de información y que no haya habido más tiempo para analizar el proyecto.

“Tenemos que hacernos cargo de que el código urbanístico que votaron acá en este recinto fracasó, y tenemos la obligación de volver a discutirlo convocando a la ciudadanía para enmendar los problemas que generó”, manifestó el diputado Barroetaveña; “el proyecto urbano de Larreta y el lobby inmobiliario le complican la vida a los vecinos y vecinas de la ciudad. Los reclamos de los vecinos y vecinas a la especulación  inmobiliaria sin ningún tipo de control no puede ser un obstáculo porque se supone que esta legislatura trabaja para velar por esos intereses”.

La Legislatura aprobó en primera lectura un proyecto que procura mantener el paisaje y la arquitectura en dos barrios de la Comuna 13. En la sesión de este jueves fue sancionado un proyecto de ley para dar protección paisajística, urbanística y arquitectónica a los barrios Lomas de Núñez y Nuevo Belgrano (Comuna 13).

La propuesta obtuvo aprobación en primera lectura y el siguiente paso será la realización de una Audiencia Pública antes de una segunda votación para sancionar la ley.

La nueva legislación fue propuesta por vecinos de ambos barrios y quedó formalizada en un proyecto de la legisladora Manuela Thourte (UCR) y otros legisladores de su bancada. Luego el tema se analizó en la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside Daniel Del Sol (VJ), donde se incorporaron propuestas del FdT.

Se trata de modificar disposiciones del Código Urbanístico para preservar la identidad barrial desde lo paisajístico, patrimonial y arquitectónico.

En el caso de Lomas de Nuñez se establecerá una limitación de altitud para las construcciones edilicias, que no podrán superar los 9 metros. En Nuevo Belgrano, en tanto, se dispondrán limitaciones para impedir el levantamiento de grandes torres y sólo permitir viviendas colectivas en las parcelas superiores y mayores.

Lomas de Núñez está delimitado por el polígono que forman el eje de la calle Vedia, vías del FFCC Mitre, el eje de la calle Vilela y el eje de la calle Cuba hasta su intersección con el eje de la calle Vedia. Un total de casi 36 hectáreas o manzanas.

Barrio Nuevo Belgrano queda comprendido entre las calles Monroe, Ramsay, Cazadores, Mendoza, Dragones, Juramento, Húsares, Echeverría, Ramsay y Sucre. Un total de 27 manzanas.

Se busca la edificación sustentable, conservación de la cota de barranca, retiro de frentes de 3 metros, preservación de los centros libres de manzana, el cuidado de las especies arbóreas, la preservación patrimonial e histórica, prohibición de publicidad en la vía pública que genera contaminación visual y la prohibición de «englobamiento» de parcelas.

A partir de que esta nueva modificación al Código sea aprobada en segunda lectura, no se va a permitir la construcción de edificios de más de 9 metros de altura y se preservarán la cota de barranca -que deberá contarse dentro de la altura autorizada-, el retiro de frente de 3 metros, el centro libre de manzana y las características del paisaje.

En las mayores y superiores se permiten viviendas multifamiliares con una altura máxima de 12 metros. Esto abre la posibilidad de que se construyan varios edificios de tres pisos más un retiro en una zona donde antes solo había casas bajas. Además, se habilitó la instalación de más tipos de comercios, sobre todo de escala barrial y gastronómicos.

Mientras tanto, se aceptarán los locales comerciales ya existentes en la zona, pero estará prohibido habilitar nuevos emprendimientos o ampliaciones.

Por otra parte, tanto en Lomas de Núñez como en el Bajo Belgrano se prohibirán las publicidades callejeras que contaminen visualmente y se preservarán las especies arbóreas y los inmuebles de valor histórico y patrimonial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué se dice del tema...