Rusia envió 500 litros de la Sputnik V-2 para producir 750 mil dosis en el país

Rusia envió 500 litros de la Sputnik V-2 para producir 750 mil dosis en el país

El componente será utilizado por el laboratorio Richmond para elaborar la vacuna.


La escasez de segundas dosis de la vacuna rusa Sputink V, se vio compensada con la llegada a Argentina de 500 litros del componente 2 del inmunizante, los cuales serán utilizados por el laboratorio Richmond para producir las dosis en la Argentina. Este contenido permitirá avanzar con la producción de cerca de 760.000 dosis adicionales en el corto plazo.

El miércoles un vuelo comercial de la compañía Qatar Airways, llegó al aeropuerto internacional de Ezeiza con ese componente con el que se fabricarán en la Argentina 760.000 dosis del componente 2 de la vacuna desarrollada en Rusia que «en breve estarán a disposición» de la sociedad.

A través de un twitter, Richmond explicó: «Arribaron a nuestro país 500 litros más del componente II de la vacuna #SputnikV, que nos permitirá seguir produciendo otras 760 000 dosis aproximadamente. En breve estarán a disposición de nuestra gente. Seguimos trabajando!».

Trascendió que en las próximas semanas llegarían nuevos cargamentos con ese principio para fabricar las vacunas en la planta de la empresa que preside Marcelo Figueiras posee en el norte del Gran Buenos Aires.

El laboratorio Richmond Lab en la Argentina es el encargado, a partir de un acuerdo con el Instituto Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), de producir la vacuna Sputnik V en el país.

El pasado 15 de julio el presidente Alberto Fernández había confirmado en diálogo con Figueiras la aprobación, por parte del Instituto Gamaleya, del primer lote de dosis del componente I de la vacuna producido en la Argentina.

La producción local permitirá avanzar en el Plan Estratégico de Vacunación contra la COVID-19 que según informó este miércoles el Ministerio de Salud de la Nación ya alcanzó las 30.983.103 de dosis aplicadas, de las cuales 24.478.201 corresponden a la primera dosis y 6.504.902 a la segunda.

Los retrasos en la llega de segundas dosis de Sputnik V, que incluye el incumplimiento del contrato de parte del Fondo Ruso de Inversión, viene siendo un fuerte dolor de cabeza para el Gobierno, ya que en muchos casos no está permitiendo completar los esquemas de vacunación en el período estipulado de tres meses entre la primera y la segunda inmunización.

El agravante es que la mayoría de las personas que recibieron el primer componente de Sputnik V, por ser la vacuna que en el primer semestre del año tuvo un mayor ritmo de llegada, son mayores de 60 años.

Las demoras generaron el disgusto del Gobierno, que a través de una carta por correo electrónico escrita por la asesora presidencial Cecilia Nicolini y dirigida al Fondo Ruso de Inversión se quejó del incumplimiento y manifestó una profunda decepción, habiendo sido Argentina el primer país del continente americano en confiar en la vacuna Sputnik, cuando gran parte del mundo occidental le daba la espalda y planteaba suspicacias sobre su seguridad y efectividad.

Qué se dice del tema...