Fátima «se cansó» de denunciar a su agresor, pero encontraron su cuerpo en un pozo

Fátima «se cansó» de denunciar a su agresor, pero encontraron su cuerpo en un pozo

La Justicia volvió a fallar y se cobra una nueva vida. El femicida es Jorge Martínez, la expareja de la víctima. Se encuentra detenido.


El 8 de marzo estuvo marcado por otro femicidio en la Argentina. Esta vez, en Entre Ríos, la víctima fue Fátima Florencia Acevedo, una joven de 25 años que había denunciado violencia de género en múltiples ocasiones. Por el crimen, su expareja Jorge Nicolás Martínez (35) está detenido como único y principal sospechoso.

Tras permanecer desaparecida una semana, Fátima fue hallada sin vida ayer en un pozo de 18 metros de profundidad en la ciudad de Paraná. Según las fuentes del caso, el cadáver fue encontrado por personal de la División Canes de los bomberos de Paraná en una zona descampada cercana a donde el viernes pasado se hallaron supuestas prendas de la víctima con manchas con sangre.

En las últimas horas, trascendieron audios que advierten la violencia que la ex pareja, Jorge Martínez (35), ejercía sobre la mujer.

«Ya estoy podrida de denunciarlo y que la Policía no haga nada. Ni la Policía, ni el Juzgado, ni nadie. Ayer fui al Juzgado a ver qué había pasado con las últimas denuncias que había hecho, porque nunca me habían llegado las notificaciones de las órdenes de restricción, ¿y qué me dieron? Un papel del año 2018 que no me sirve ni para m… Encima como andaba con la cabeza recontra embolada, me di cuenta recién cuando llegué a mi casa», se le oye decir a Fátima en uno de los audios que le envió a su amiga Florencia López.

«Ya no sé qué hacer. No veo la hora de que ese hijo de puta caiga preso y que pague todo lo que está haciendo. Pero bueno, como tiene gente en la Policía, como el juez Toloy es amigo de él y de toda su familia, nunca va a pasar nada», señalaba Fátima.

Durante los ocho días que duró la búsqueda de la joven desaparecida, Florencia decidió difundir los audios para mostrar el desamparo a Fátima, a pesar de que la víctima había denunciado reiteradas veces la violencia de género que estaba sufriendo por parte de Martínez.

Por estas horas, el acusado de femicidio permanece detenido con prisión preventiva desde el jueves pasado por orden del juez de Garantías de Paraná Mauricio Mayer.

Según la fiscalía, el sujeto, único sospechoso del femicidio, mantenía con ella una relación «marcada por la violencia física, psicológica y sexual» ejercida por él, en el marco de la cual a fines de enero pasado intentó quemarla con ácido muriático.

También se conoció que la víctima disponía de botón antipánico en su teléfono celular desde el 17 de febrero pasado, pero que jamás lo activó.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...