Habría clases desde el miércoles

Habría clases desde el miércoles

En 14 provincias no hubo clases este lunes, pero en siete sí. En Córdoba pararán el miércoles, en Tierra del Fuego comenzarán mañana y en Capital comenzarían el miércoles. Hay medidas incomprensibles.


Al mismo tiempo que el ministro de Educación de la Nación anunciaba que «no hay posibilidad de reabrir la paritaria», en 14 provincias no empezaron las clases este lunes, en tanto que éstas dieron inicio en siete provincias. Sólo se mantiene sin definición la apertura de las aulas en la Ciudad de Buenos Aires, que debería producirse el miércoles, aunque los sindicatos todavía no anunciaron su decisión.

La titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), Stella Maldonado, de todos modos, dejó en evidencia la cercanía de las posiciones entre lo que ofreció el ministro Alberto Sileoni y lo que piden los sindicalistas para cerrar un acuerdo. La docente aseguró que «perfectamente» se podría haber «considerado» una propuesta de aumento salarial del «24 ó 25%», lo que hubiera significado que no hubiese habido entonces medidas de fuerza. Maldonado consideró que «no ha habido voluntad de mejorar» el ofrecimiento y justificó la medida de fuerza afirmando que «no tiene nada que ver con ningún tipo de disputa interna partidaria».

Las provincias que no abrieron sus escuelas este lunes fueron las de Buenos Aires, Santa Fe,  Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, San Juan, Catamarca, Tucumán, Corrientes, Santiago del Estero, Entre Ríos y La Pampa. En Salta y Formosa hubo posiciones divergentes entre diferentes gremios, por lo que algunos maestros iniciaron sus tareas y otros adhirieron al paro decidido por CTERA. Córdoba, donde hubieran comenzado las clases el miércoles, adherirá a la medida dispuesta por CTERA, a pesar de haber acordado un aumento del 25 por ciento con la administración que lidera José Manuel de la Sota.

Entretanto, las clases comenzaron normalmente en las provincias de San Luis, Chaco, La Rioja, Jujuy y Misiones mientras que en Tierra del Fuego mañana abrirán las aulas, tal como estaba previsto. En el caso de Chaco, el Gobierno provincial dictó la conciliación Obligatoria, que fue acatada por los sindicatos docentes, mientras que en Misiones no adhirieron al paro convocado por CTERA, porque la conducción de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM) se encuentra sentada «en mesa de negociación» con el Gobierno que encabeza Maurice Closs.

Alberto Sileoni aseguró que «no hay posibilidad de reabrir la paritaria. Ojalá no suene soberbio, pero ya tuvimos un mes para discutir. Unilateral hubiese sido llegar con 17 por ciento y no me muevo de acá, pero del 17 se movió al 20 y del 20 al 22. Es una paritaria ordenadora», finalizó, en alusión a que la paritaria nacional establece un mínimo y luego las provincias negocian con los gremios la cifra definitiva, pero también respondió al secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA), que había anticipado su rechazo a «la posición del Ministerio de Educación de Nación de cerrar de manera unilateral las paritarias por segundo año consecutivo».

Más allá de la defensa de los derechos sindicales de los docentes, es difícil de comprender la dureza de algunas posiciones, teniendo en cuenta que la diferencia entre el reclamo de los gremios y lo que ofrecen los estados provinciales es, en ocasiones, muy exigua. Porque todos saben en el mundillo de la política que, si bien existió un pedido original del 30 por ciento de aumento, la negociación iba a culminar en una cifra cercana al 25 o el 26 por ciento y hasta la propia Stella Maldonado lo reconoció en una conferencia de prensa. En este contexto, que algunos gremios lancen medidas de fuerza de cuatro días a una semana de duración resulta casi incomprensible.

Qué se dice del tema...