El Senado aprobó la creación de un fondo para pagarle al FMI

El Senado aprobó la creación de un fondo para pagarle al FMI

La media sanción se logró con 37 votos afirmativos contra 31 negativos.


El Senado aprobó el jueves el proyecto de ley impulsado por el oficialismo que busca crear un fondo para pagar la deuda de más de 44 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contraída por el gobierno del expresidente Mauricio Macri en 2018.

La iniciativa, que intenta capturar divisas de argentinos en el exterior, tuvo 37 votos a favor y 31 en contra. Además de sus 35 senadores propios, el Frente de Todos contó con el apoyo de sus habituales aliados: Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina).

Con la media sanción, el proyecto ahora pasó a la Cámara de Diputados, donde el kirchnerismo no cuenta con el número suficiente para convertirlo en ley sin negociar con la oposición.

En una sesión cruzada por polémicas, no estuvo la presencia de Cristina Kirchner por estar a cargo del Ejecutivo ante el viaje de Alberto Fernández por Europa. La votación fue así encabezada por la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma, y por momentos por la vicepresidenta del Senado, Carolina Losada (JXC).

Aunque el quórum se obtuvo a las 14.28, la discusión por el fondo para pagarle al FMI, proyecto del senador del Frente de Todos por Neuquén, Oscar Parrilli, recién comenzó pasadas las 17, y no estuvo ajeno a polémicas y discusiones cruzadas entre las principales bancadas.

El interbloque opositor de Juntos por el Cambio prestó conformidad para dar quórum pero adelantó que no está de acuerdo con la propuesta sobre la deuda, a la que calificó como “un blanqueo encubierto”.

▶ Las claves del proyecto

La recaudación para conformar el fondo será a través de “un pago que se aplicará sobre los bienes situados y/o radicados en el exterior que se localicen o detecten desde la entrada en vigencia de la ley y no hayan sido declarados ante la AFIP”. Aquellos alcanzados por la ley deberán aportar, en dólares, el 20% de sus bienes no declarados. Luego de los seis meses de entrada en vigencia la norma, la alícuota subirá al 35%.

La iniciativa introduce la figura del “colaborador”, siendo este “cualquier individuo, sea persona humana o jurídica, residente en el país o en el extranjero, que actuando en forma personal o conjuntamente, proporcione información relacionada con una violación de las leyes impositivas y de lavado de activos”.

Sin embargo, no se contemplaron reformar las excepciones al secreto bancario, bursátil y fiscal -lo que significaría cambiar la Ley de Entidades Financieras- ya que su discusión fue incluso trabada desde el oficialismo.

El piso para considerar clave la información aportada por el “colaborador” será de U$S 500.000 en concepto de activos no declarados. Además, se prevé una recompensa del 30% del monto total efectivamente recaudado e ingresado a las cuentas públicas.

▶ Las polémicas

“Esto es lisa y llanamente un blanqueo”, se quejó el senador Martín Lousteau (JxC-Ciudad de Buenos Aires). Y le reprochó al kirchnerismo cómo fue el tratamiento en comisión: “Yo le pregunté a uno de los expertos que trajeron ustedes, el director del Banco Nación, si alguien manda fondos provinciales y personales al exterior se fuga, me dijo que sí, si alguien pasa un depósito en pesos a dólares y lo guarda en una caja de seguridad me dijo que sí. Ahí se produjo mucho ruido, yo quería hacer la siguiente pregunta para entender, le iba a preguntar si este proyecto se ocupa de los que hicieron esto y la respuesta es no”.

Advirtió que a través de la iniciativa “a los que incumplieron con la ley argentina e impidieron que el Estado tenga esos fondos y pueda llevar adelante sus política les regalan un blanqueo”. Y calificó la iniciativa como la “ley Muñoz”, en referencia a un exsecretario de los Kirchner que tenía propiedades a su nombre en el exterior.

Como miembro informante del FdT, el senador Daniel Bensusán (La Pampa) argumentó -en el inicio del debate- que no es cierto que se trate de “un blanqueo” sino que “implica evitar que los contribuyentes paguen la millonaria deuda” contraída y que “la paguen y hagan aportes quienes se beneficiaron” con la fuga de capitales. El legislador describió la “crítica situación” en que quedó el país tras “el mayor crédito otorgado en la historia del organismo (por el FMI) en condiciones -dijo- imposibles de cumplir a la Argentina”.

El propio Parrilli, autor del proyecto, cuestionó también el acuerdo logrado por el gobierno de Alberto Fernández con el Fondo y los próximos pagos de deuda para el país. “Si nosotros lo sumamos con la deuda privada, digánme ¿quién va a poder pagar esto? En 2025, tenemos U$S 12 mil millones, entre deuda del Fondo, deuda privada y deuda de las provincias, solo de la deuda del Estado, no de la deuda de los privados”, señaló el senador de máxima confianza con Cristina Kirchner.

Ya hacia el cierre de la sesión, Luis Naidenoff (JxC-Formosa) hizo una dura crítica a la Casa Rosada. “No conducen, no hay gobierno. Cuando no hay gobierno hay retórica y relato porque no pueden exhibir nada”, apuntó. Y el mismo día en que se conoció una alta inflación del 6%, dijo que solo “pueden exhibir el aumento de la pobreza y la indigencia”.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...