Cristina abrió la sesión en el Senado y se retiró: hubo fuertes cruces

Cristina abrió la sesión en el Senado y se retiró: hubo fuertes cruces

En medio de los enfrentamientos entre el oficialismo y JxC, la Cámara alta sesiona, con fuertes pronunciamientos.


El Senado sesiona en medio de los enfrentamientos entre el oficialismo y Juntos por el Cambio. La titular de la Cámara, Cristina Kirchner, abrió la sesión y abandonó el recinto cuando empezaron las cuestiones de privilegio se retiró. Fueron solo cinco minutos, y siguió a cargo de la presidente provisional, Claudia Ledesma.

Al Senado llegó Máximo Kirchner. El jefe de La Cámpora caminó por los pasillos y alrededor de las 15 donde estuvo reunido con su madre.

Los fuertes cruces que viene atravesando el Frente de Todos con Juntos por el Cambio a raíz de los operativos de seguridad en las inmediaciones de su vivienda, en el barrio de la Recoleta, se colaron en la sesión.

«Esa ostentación de alegría y de amor para mí es un paso de comedia», dijo la diputada porteña Guadalupe Taglieferri al aludir a los planteos del oficialismo en torno al departamento de la Vicepresidenta, ubicado en La Recoleta y el operativo de seguridad porteño de los últimos días.

«A qué se están refiriendo con ‘a qué quilombo se va a armar’, estamos en democracia», señaló la larretista. «La Argentina tiene problemas que no son los de Juncal y Uruguay», agregó. «Ustedes están gobernando, háganse cargo», remató.

El primero en plantear una cuestión de privilegio fue el senador porteño Martín Lousteau, quien apuntó contra la Vice luego de que días atrás -en la reunión que mantuvo con los bloques de legisladores- dijera: «La Constitución no habla de autonomía, habla de que se dicte un estatuto y además porque creo que esta ciudad es la ciudad de todos los argentinos».

«¿Por qué introduce falsedades en el debate público?», se preguntó el radical, para luego afirmar que «es para distraer la atención sobre la situación general».

E hizo alusión a la inflación, tasas de interés, la suba de tarifas, falta de divisas, a la devaluación del tipo de cambio y otras problemáticas que atraviesa la economía local, además de los ajustes que se están implementando en áreas tan sensibles como salud y educación.

La radical Carolina Losada planteó que «la Vice tiene que rendir cuentas», en el marco de la causa Vialidad. «Necesitamos paz social», dijo la santafesina desde su banca. «Los tiempos de impunidad se les van terminando», alertó la radical.

«No merecemos dirigentes que se creen semidioses», continuó Losada. Y remató: «Igualdad ante la ley, basta de semidioses, basta de impunidad».

El senador radical de La Rioja, Julio Martínez, habló de la situación en Juncal y Uruguay e introdujo la preocupación por la falta de figuritas del album de Panini de Qatar 2022. «Quisieron hacer un 17 de octubre con la victimización pero no les salió. Claramente ustedes no son Evita, ni Cristina es Perón. La gente se los demostró en la calle, más que un 17 de octubre parecía un cumpleaños, por momento un velorio y hasta un 28 de diciembre con unos pocos inocentes», dijo Martínez.

Y disparó: «En la calle, y lamento decirlo, hay más gente preocupada por la falta de figuritas que por la impunidad de Cristina Kirchner».

A su turno, el oficialismo salió a bancar a la vicepresidenta. El camporista Martín Doñate apuntó contra los fiscales de la causa Vialidad Diego Luciani y Sergio Mola. Los apuntó de montar un «show mediático y patético». Asimismo, el rionegrino remarcó que pidieron «un año de condena por cada año de gobierno kirchnerista».

«Lo hacen porque no quieren más Cristinas», dijo el camporista y denunció intentos de proscribir a la Vicepresidenta.

El jujeño Guillermo Snopek apuntó contra los operativos de seguridad en la vivienda de la Vicepresidenta, así como también contra los fiscales Luciani y Mola. El oficialista cuestionó a la oposición y a la Justicia por negarle «el derecho de defensa» a la titular del Senado.

El fueguino Matías Rodríguez apuntó contra Larreta por querer «sitiar» a la CABA. «El odio los nubla», arremetió el senador oficialista. «Cuanto más nos ataquen, más vamos a crecer», agregó el senador. De paso, alertó que el accionar del jefe de Gobierno porteño no va en contra de la Vicepresidenta, sino de las instituciones.

En tanto, el camporista Mariano Recalde se refirió a la Policía de la Ciudad como una «fuerza de choque» del macrismo «para perseguir al que piensa distinto y para reprimir la protesta social».

Asimismo, el porteño no solo apuntó contra las vallas sino de ejercer «inteligencia planificada» y por el ensañamiento contra el diputado Máximo Kirchner.

La senadora del Frente de Todos de Tierra del Fuego, María Eugenia Duré, le apuntó a Patricia Bullirch por los episodios en Uruguay y Juncal: «No se cansó ni se cansa de hablar por los medios de comunicación y de tuitear».

«Esto fue orquestado en conjunción con los medios de comunicación», agregó la camporista y levantó la tapa de la Revista Noticias para asegurar que «para Bullirch el negocio es pegarle a Cristina».

Qué se dice del tema...