Cambios de Gabinete: ¿llegó la hora de Massa superministro?

Cambios de Gabinete: ¿llegó la hora de Massa superministro?

Alberto y Cristina definen modificaciones en la estructura del gobierno.


En medio de las negociaciones que lleva adelante la ministra de Economía, Silvina Batakis, en los Estados Unidos con el FMI, el BID e inversores, en la Casa Rosada lo que abundaba son las versiones de posibles cambios en el Gabinete nacional.

El sábado, durante el almuerzo que compartieron el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la Quinta de Olivos, el mandatario le propuso a CFK el desembarco en el Poder Ejecutivo del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, pero ella habría quedado en pensarlo y aún no estaría definido ni acordado cuál es el lugar que le darían.

La vicepresidenta nunca estuvo de acuerdo con darle demasiado poder a Massa y la noche de la designación de Batakis, cuando el Presidente y la Vice retomaron el diálogo después de meses de no hablarse, ella habría vetado esa opción y optado por hacer solo un cambio y designar frente al ministerio de Economía a la actual ministra. Habrá que ver si esta vez CFK acepta el ingreso de Massa y, en ese caso, bajo qué condiciones.

Quizás, la diferencia en la actual situación es que personas influyentes de los Estados Unidos -donde Massa juega de local por sus relaciones allí- le sugirieron a Batakis que sería muy buena señal para los mercados que ingrese al Gabinete nacional Sergio Massa. La propuesta podría tener como contraprestación -entre otras- la posibilidad real de destrabar el crédito del BID y de nuevas condiciones favorables para Argentina en sus revisiones con el FMI y agencias gubernamentales.

Por otro lado, y en medio de la indefinición de la vicepresidenta, fuentes del entorno del presidente de la Cámara de Diputados indicaron que Massa sólo asumiría la responsabilidad con la condición de que el cambio sea «estructural», con autonomía de decisión y autoridad plena, desde la toma de decisiones hasta el armado de su equipo sin condicionantes y con atribuciones sobre temas estratégicos.

En caso de que ese movimiento ocurriera, produciría por lo menos tres corrimientos de cargos: Manzur dejaría la jefatura de Gabinete y pasaría a Cancillería; Cafiero dejaría su lugar por la Secretaría General y Julio Vitobello, una de las personas de más confianza de Alberto Fernández quedaría dentro del esquema, pero con cargo a confirmar al igual que el ascendente Juan Manuel Olmos.

El miércoles, una vez que Batakis retorne a suelo argentino, quizás haya anuncios por parte del Gobierno, ya sean nuevas medidas económicas o nuevos cambios en el gabinete, con el posible desembarco de Massa como superministro.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...