Año electoral: para Dujovne, la volatilidad del dólar será baja

Año electoral: para Dujovne, la volatilidad del dólar será baja

Además dijo que "si Mauricio Macri no asumía y enfrentaba los problemas estructurales, lo que le esperaba a la Argentina era Venezuela".


La semana pasada, el dólar volvió a superar los 40 pesos y se encendieron todas las alarmas. Enseguida, el Banco Central tomó cartas en el asunto y con la suba de las tasas de interés, la moneda estadounidense volvió a bajar y se mantuvo por debajo de los 40. El problema para el Gobierno de Mauricio Macri es que en los años electorales el dólar suele moverse, y Cambiemos lo sabe.

Frente a eso, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, trató de llevar tranquilidad. En una entrevista con Todo Noticias, el ministro remarcó que «la volatilidad del dólar va a ser baja», tras la nueva suba de tasa de interés que tuvo que aplicar el Banco Central para contener la demanda por la divisa en los últimos días, al tiempo que sostuvo que los precios de las tarifas «están convergiendo a niveles para brindar un servicio adecuado».

«Desde que comenzamos con este esquema de agregados monetarios, el Banco Central fue muy efectivo en bajar la volatilidad. El dólar siempre estuvo muy cerca del límite inferior de la banda cambiaria», señaló Dujovne.

El ministro explicó que «la base monetaria, es decir la cantidad de pesos, se redujo, y eso baja mucho las posibilidades de volatilidad y tenemos reservas de casi 70.000 millones de dólares. Estamos en una posición de mucha solidez que nos permite saber que la volatilidad va a ser baja».

Por otro lado, Dujovne aseguró que «la sociedad argentina comprende las dificultades para sanear la economía y que la contracara de eso son años difíciles» y consideró que «si Mauricio Macri no asumía y enfrentaba los problemas estructurales, lo que le esperaba a la Argentina era Venezuela».

«¿Cómo vamos a tirar todo por la borda? La sociedad está madura y va a seguir acompañando el cambio», aseguró el ministro de Hacienda de la Nación.

«Las condiciones para ver un crecimiento sostenido están ahí. La Argentina finalmente está lista para crecer durante muchísimos años. Si Macri no asumía y enfrentaba los problemas estructurales, lo que le esperaba a la Argentina era Venezuela».

Por último, habló de la inflación y la constante  suba de precios que afectan a los de menores recursos y a la clase media. «La inflación y el empleo son preocupaciones que compartimos en el Gobierno. Tenemos muy en claro que para resolverlas de manera estructural necesitamos una economía sana», precisó. En ese sentido, aseveró que están «atacando la enfermedad para que la inflación baje de manera permanente», pero reveló que «es más difícil y más costoso».

Qué se dice del tema...