Se suspendió el anunció ayer, puliendo el acuerdo y pasó para este viernes

Se suspendió el anunció ayer, puliendo el acuerdo y pasó para este viernes

Nación, Ciudad y Provincia no terminaron de ponerse de acuerdo en cómo debe ser la nueva cuarentena. Por eso, no se hace el anuncio este jueves.


El anuncio que iba a realizar la noche de este jueves el presidente Alberto Frnández para anunciar una nueva fase de la cuarentena con restricciones muy parecidas a las de la fase 1 se postergó para este viernes. Aunque no hubo una explicación oficial de los motivos de la suspensión del anuncio, se supo que tuvo que ver con una falta de acuerdo en ciertos temas a restringir entre Nación, Ciudad y Provincia.

La situación es la siguiente, el gobernador Axel Kicillof quiere una cuarentena igual a la fase 1, muy dura. Por su parte, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, concuerda con que debe haber restricciones pero con matices y sin llegar a ser tan estricta. Por eso, estaba pautada una reunión entre Fernández, Larreta y Kicillof, en Oivos, este jueves por la tarde para terminar de definir los alcances del nuevo aislamiento y acordar una unificación de criterios.

A pesar de que la reunión se hizo, todavía hay cuestiones en las que hay diferencias.

La idea del Gobierno nacional era convocar a que la gente cumpla y haga el «último esfuerzo» en un mensaje homogéneo, con certezas sobre el alcance y la duración que tendrá esta etapa en la que se endurecerán las condiciones del aislamiento social preventivo y obligatorio. Aunque también existe el temor de un desacato por parte de los vecinos de la Ciudad y la Provincia.

Había varios puntos que había que definir entre Nación, Ciudad y Provincia antes de hacer el anuncio oficial. Tal como adelantó Noticias Urbanas, Larreta quería que la cuarentena estricta durará una semana y después ver los resultados para saber si había que alargarla o no. La idea del Jefe de Gobierno era volver a una cuarentena estricta pero no igual a la de la fase uno. En Provincia consideraban que debía ser igual a la de la fase 1 y por dos semanas.

Las salidas recreativas de los chicos era otro de los puntos del conflicto porque la Ciudad los quería mantener.

Los runners,  que generaron tanto polémica, volverían a sus casas y no estaría permitida la actividad física. La Ciudad alertó sobre los enojos que este tipo de decisiones generarían en una sociedad con un encierro que ya lleva más de tres meses. Desde nación y Provincia argumentaron que no había otra alternativa.

El otro tema de discrepancia era el relacionado a transporte público. Para la Provincia debía suspenderse, para la Ciudad solo deben viajar los trabajadores esenciales. 

Otra cuestión eran los comercios, en la Ciudad están casi todos abiertos, salvo algunas actividades y algunas zonas específicas que fueron cerradas. Se discutía qué comercios debían y cuáles no. El tema de los comercios de cercanía era un dilema para la Ciudad.

Hasta entrada la tarde, las cúpulas de los gobiernos bonaerense y porteño todavía debatían sobre los alcances del anuncio que tendrá lugar este viernes.

Quedó claro con la suspensión del anuncio que algunos de estos temas no terminó de resolverse y que no hubo acuerdo. Sin embargo, el aumento de contagios por coronavirus no da tregua y sigue creciendo fuerte en el AMBA, con lo cual se espera que se limen las asperezas y se llegue a un acuerdo de las tres partes para mañana.

El anuncio será grabado y puede que se de a conocer al mediodía. Ese será el momento en que se hará el anuncio oficial de la nueva cuarentena. Con Fernández, Kicillof y Larreta sentados en la misma mesa. Los tres tienen la misma preocupación.

 

 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...