Día histórico: el aborto recibió media sanción en diputados y llega al Senado

Día histórico: el aborto recibió media sanción en diputados y llega al Senado

Casi 24 horas duro la sesión histórica del aborto legal. 129 votaron a favor, 125 en contra y hubo 1 abstención.

La plaza, dividida.

El movimiento de mujeres llegó a la historia argentina para terminar con la grieta de la sociedad. En un día histórico para la política Argentina, la Cámara Baja de Diputados debatió y sancionó por primera vez el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que había sido cajoneado por los mismos durante trece años.

Trece años de espera, y 3.030 mujeres muertes por abortos clandestinos, lo que se convirtió en la primera causa de muerte individual de las mujeres gestantes en Argentina desde la vuelta de la democracia en 1983.

El debate duró casi 24 horas. Empezó alrededor de las 11.30 de la mañana del miércoles 13 de junio y culminó con la votación a las 10 de la mañana del día siguiente. El veredicto final fue de 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. Ninguna mujer se va a olvidar los nombres y apellidos de las y los 100 expositores que dieron su punto de vista. Menos el millón de personas que hizo una vigilia toda la noche a la espera de la media sanción que liberará por fin su cuerpo, su goce y su sexualidad.

Avenida Rivadavia y Callao, explotada por quienes apoyan la legalización del aborto.

Del otro lado de la Plaza, sobre Avenida Yrigoyen la Unidad Pro Vida montó un escenario, cantó el himno e hizo una ecografía en vivo liderada por conductora televisiva Viviana Canosa. Llegaron a las 18 horas y hacia la medianoche no había personas. Por la mañana, en la votación, tampoco.

Su manifestación contó con personalidades destacadas como Alejandro Biondini, Presidente del partido conservador y de ultra derecha, Partido Vecinal. Junto con asistentes de la marcha, entonaron una canción que decía “podría ser Messi o Mascherano y vos lo queres matar”.

Los argumentos a favor

129 diputados y diputadas votaron a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Desde Daniel Lipovetzky, del Pro, el primero en hablar a favor, hasta Silvia Lospennato con un emocionante discurso, todos los argumentos esgrimidos del lado de los pañuelos verdes fueron basados en evidencias médicas certeras que exponen que el aborto es una realidad, y en los países del mundo que se aprobó logró reducir la mortalidad materna. 

Daniel Lipovetzky arrancó con: “ellos quieren salvar las dos vidas, yo, en cambio, quiero salvar miles” y Silvia Lospenatto resaltó la “revolución de las hijas” por las chicas afuera del recinto que se mantuvieron en vilo esperando por la Ley.

1.La mujer tiene que poder decidir sobre su propio cuerpo

Uno de los principales argumentos tiene que ver con que cada mujer pueda decidir sobre su propio cuerpo. “Un embarazo presidido por el no es un hecho traumático en la vida de una mujer. La decisión de continuar o no con la gestación tiene que ser de la mujer”, sostuvo Martha Rosemberg, psicoanalista e integrante de la campaña por el derecho al aborto.

2. El aborto clandestino es una causa de muerte materna prevenible

Ese es el motivo por el que se pidió tratar la legalización como un tema de salud pública. Según explicó Mariana Romero, médica investigadora del Cedes y el Conicet durante las audiencias, el aborto inseguro es la principal causa de mortalidad materna, que llega al 18%, y que desde la vuelta de la democracia a hoy murieron al menos 3.030 mujeres. “En Uruguay había 9 muertes maternas por aborto por año. A partir de 2013, con la aplicación de la ley, pasaron a tener una o ninguna muerte materna por abortos clandestinos y ninguna por las que acceden a la interrupción voluntaria que ofrece el Estado”, agregó Romero.

3. No sirve penalizarlo

“La penalización del aborto no disuade a las mujeres a practicarse abortos, sólo hace que los abortos sean clandestinos, se practiquen en forma insegura y aumente la mortalidad de las mujeres, en su mayoría, pobres y jóvenes”, explicó Gastón Chellier, director ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

4. Es una deuda con la democracia

“Los países desarrollados hace más de 20 años que tienen legalizado el aborto y han reducido sus índices de mortalidad. El aborto es una deuda de la democracia”, afirmó la diputada nacional del Frente Para la Victoria (FPV), Mayra Mendoza.

5. La educación sexual también está presente en la ley

Contra el argumento de los anti abortistas, que aseguran que el aborto puede transformarse en un método anticonceptivo, está el artículo 13 del proyecto que ahora tiene media sanción y exige políticas de salud sexual y reproductiva y educación sexual integral.

6.No es una o las dos vidas, la mujer aborta igual

“No hay dos vidas que se salvan ahí porque la mujer aborta igual. Estamos tratando de sostener la vida de las mujeres, porque en el peor de los casos, se pierden las dos vidas”, dijo al respecto Mónica Macha, diputada del Frente para la Victoria. En este sentido, los colectivos a favor de la legalización insisten en que las mujeres con bajos recursos mueren. Es decir que sin la ley se profundiza la desigualdad social. La rica vive, la pobre muere.

7. Es constitucional

“Desde el punto de vista constitucional no existen restricciones para la despenalización”, aportó el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez. “Existen 14 sentencias, informes u observaciones en los que distintos órganos creados por tratados de derechos humanos han sostenido que la mujer debe tener acceso a abortos legales”, señaló. Por año, se estima que hay 500 mil abortos en condiciones clandestinas e inseguras.

Las opiniones en contra

Quienes rechazaron la posibilidad de la maternidad por elección,utilizaron excesivamente la palabra “natural”, negando que ser madre es una posibilidad, no una imposición “natural”. Podemos parir porque somos hembras (sexo biológico) pero criamos hijos por ser mujeres (género, construcción social). También se hablo con mucha liviandad sobre la violación, al igual que en las quince audiencia. Un repaso de los peores argumentos lo hizo el diario Página 12, a continuación:

1. Las perras no abortan

“Seguro que muchos de ustedes tienen mascotas ¿Qué pasa cuando una perrita queda embarazada? No la llevamos al veterinario a que aborte”, planteó su postura en contra del aborto legal la diputada radical y correntina Estela Regidorla, tras definirse como una “protectora” de los animales.

2. Mujeres como marsupiales

El diputado salteño Martin Grande (PRO) siguió la temática zoológica y sumó su rechazo al aborto legal usando de ejemplo a los marsupiales. “Los marsupiales terminan su desarrollo fuera del seno de la hembra. Se arrastran y maman durante meses en la bolsa hasta que terminan el desarrollo. Si tendríamos el mismo sistema y los bebés de 10 o 15 centímetros estarían prendidos a la teta de su madre ¿sería tan fácil tirarlos a la basura como pretenden en el recinto? Apoyemos la vida, las dos, no una sola”, propuso.

3. La dictadura de Massot

También estuvieron los diputados que para defender su postura contraria a la interrupción voluntaria del embarazo esgrimieron los derechos humanos del feto y lo vincularon con la última dictadura. “¿Vos dónde estás hoy Juan (en referencia a Cabandié, hijo de desaparecidos), dónde estás parado?”, apuntó el jefe del PRO, Nicolás Massot, contra el diputado que nació en el ex ESMA. “Nunca en democracia nos animamos a tanto Juan, ni en democracia ni de otra manera. Tampoco en ese momento nos animamos a tanto”, concluyó Massot eligiendo el “nosotros” para hacer referencia a la última dictadura.

4. Abortos en la ESMA

El diputado justicialista Fernando Orellana también eligió esa línea de argumentación para justificar su voto negativo. “Muchos que tienen pañuelos verdes hablaron de la ESMA pero si las mujeres que parieron allí hubieran abortado varios diputados que están acá no estarían”, dijo.

5. Tráfico de órganos

Para Ivana Bianchi, del bloque Unidad Justicialista, hay evidencia suficiente para afirmar que en otros países se paga hasta 100 dólares por feto para extraerle los órganos. “Existen videos en donde una doctora de esa empresa dice ‘somos muy buenos para conseguir el pulmón, el corazón, el cerebro o el hígado, porque no aplastamos esas partes, presionamos por arriba y por abajo para sacar esas partes íntegras’”, explicó la diputada sobre su investigación en YouTube. “Ocurre en el Reino Unido. También hay tráfico de cerebros de fetos en Francia. Por eso me pregunto: ¿cuál va a ser el destino de estos fetos, van a ir a bolsas, van a ir a investigación, van a ser comercializados?”, agregó por último.

6- Cementerio para fetos

Con su campera amarilla, y una remera para la ocasión, también amarilla, que decía salvemos las dos vidas, el salteño Alfredo Olmedo le pidió al presidente que vete la ley y propuso la creación de un cementerio para los fetos. “No enterremos el futuro de la Argentina matando a los niños por nacer. Esta es una ley que se ampara en los pobres para los ricos. Presidente Macri, si usted está a favor de la vida, vete la ley del aborto si se aprueba. Voy a proponer un cementerio para las víctimas de los abortos”, dijo, enfático, casi a los gritos.

7. La mujer pobre y el exterminio del aborto

Algunos diputados cuestionaron el argumento de que el aborto clandestino pone en riesgo sobre todo a las mujeres que no pueden pagar una práctica segura. Sin embargo, para Pedro Javier Pretto lo dicho no es tan así. “A la mujer pobre un embarazo la dignifica. La acerca a la Salud y a la educación” dijo el diputado del PRO. La diputada Rosa Muñoz, del bloque Trabajo y Dignidad, llevó el argumento de la pobreza al extremo. “El aborto es un paso más para eliminar a los pobres”, afirmó a su turno en el debate.

Antes de la sesión, Elisa Carrió, que no participó del debate hasta la votación, afirmó que sabía que “muchas mujeres mueren por abortos clandestinos”, pero que a pesar de eso “voy a votar en contra”.

Ahora le toca al Senado

Dos o tres semanas. Eso es lo que tenemos que esperar. Minutos después de que la Cámara de Diputados diera media sanción al proyecto que despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo, los titulares de las dos bancadas mayoritarias en la Cámara de Senadores coincidieron en pronosticar su sanción en la Cámara alta, que aclararon podría realizarse en julio. El jefe de bloque de Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto y su par de Cambiemos, Luis Naidenoff, adelantaron su voto positivo y exhortaron a sus pares a votar por la aprobación de la ley.

Nuestras abuelas nos dieron el voto, nuestras madres el divorcio y nosotras les daremos a nuestras hijas el derecho a decidir. Empezó el primer día de una nueva Argentina.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...