Gioja le envió una carta de solidaridad a Xin Jinping

Gioja le envió una carta de solidaridad a Xin Jinping

El presidente del PJ Nacional se solidarizó con el líder chino por el Coronavirus. Perón también le escribió alguna vez a Mao Zedong.

Gioja le envió la solidaridad peronista a Xin Jinping.

El presidente del Partido Justicialista argentino, José Luis Gioja,  le envió una carta de solidaridad al primer ministro de China, Xin Jinping, pero en esta ocasión en su carácter de presidente del Comité Central del Partido Comunista del país oriental.

No es nueva la relación entre los descendientes políticos de Mao Zedong y los del General Juan Domingo Perón. En 1965, un grupo de militantes del Movimiento Revolucionario Peronista (MRP), que lideraba Gustavo Rearte, visitó China para recibir entrenamiento militar. Es necesario recordar que por aquellos tiempos, el peronismo estaba, no solamente prohibido, sino que estaba proscripto. Sus símbolos, como la Marcha Peronista, el escudo partidario y hasta las imágenes de Perón y de Evita no podían ser publicados en los medios, bajo amenaza de prisión para quien lo hiciera. No sólo eso, sino que quien fuera sorprendido pintando en las paredes aquel símbolo de una P sobre una V, terminaba inmediatamente en la comisaría y su destino era a menudo la tortura y la cárcel.

Gioja se solidarizó con el actual líder chino ante el drama que vive el país de extremo oriente por la aparición en su territorio  del Coronavirus, que provocó hasta el jueves en la noche alrededor de 9.700 infectados y  213 muertos sólo en China.

Gioja le escribió a Xin Jinping que “Quiero hacerle llegar el saludo y toda la solidaridad del Partido Justicialista de la República Argentina. Estamos al tanto del serio problema sanitario que afecta a esa Gran Nación y nosotros, como países políticamente hermanados, con un pasado que nos une, nos sentimos cerca del Partido Comunista Chino y de su pueblo en este difícil momento”.

Entretanto, aquel grupo de militantes, en 1965, llevó consigo una carta de Perón para Mao, el jefe de la revolución china, que había accedido al poder en 1949 después de una cruenta guerra contra el ejército de ocupación japonés.

Perón, ya residente en Madrid por aquellos años, le escribió al líder chino una carta fechada el 15 de julio de 1965.

Al Sr. Presidente MAO TSE TUNG

Mi querido Presidente y amigo:

“Desde este difícil exilio, aprovecho la magnífica oportunidad que brinda el viaje de los jóvenes dirigentes peronistas del MRP, gentilmente invitados por Uds, para hacerle llegar junto con mi saludo más fraternal y amistoso, las expresiones de nuestra admiración hacia Ud, su Gobierno y su Partido, que han sabido llevar a la Nación China el logro de tantas e importantes victorias, que ya el mundo capitalista ha comenzado por reconocer y aceptar.

Su pensamiento y su palabra de Maestro Revolucionario, han calado hondo en el alma de los pueblos que luchan por liberarse -nosotros entre ellos- que nos debatimos, en estos últimos diez años, en marchas y contramarchas propias del proceso de un pueblo, que va preparando las condiciones más favorables para la lucha final. El Imperialismo Norteamericano y sus aliados permanentes -entre ellos ahora, los actuales dirigentes soviéticos- se equivocan cuando piensan que con el engaño de una falsa coexistencia pacífica podrán detener la marcha de estos pueblos sedientos de justicia en pos de su liberación.

El ejemplo de CHINA POPULAR, hoy base inconmovible de la Revolución Mundial, permite a los hombres de las nuevas generaciones prepararse para la larga lucha con más claridad y firme determinación”.

Finalmente, Perón se despedía del líder chino augurando: “Por el triunfo de nuestras comunes luchas, por el triunfo y la felicidad el Pueblo Chino; por la liberación de los pueblos oprimidos, con toda amistad, Un gran abrazo, Juan Perón.

Queda para el final una historia jamás confirmada, pero que es comidilla habitual en los corrillos políticos. En 1969, una delegación del Partido Comunista Revolucionario visitó a Mao Zedong (por aquellos años, cuando los chinos aún no habían adoptado el mandarín como idioma oficial, se decía Mao Tsé Tung) en la propia Pekín. hablando de distintos temas, uno de aquellos militantes, intentando impresionar al líder con su fe revolucionaria, le comunicó que los allí presentes eran “argentinos y maoístas”. Mao los miró con sus ojos entreabiertos y les contestó que, “si yo fuera argentino sería peronista”.

Esta afirmación descolocó severamente a los dogmáticos militantes, que se había escindido apenas un año antes del Partido Comunista, con el que algunos aún conservaban vínculos de sangre. Tanto es así que el primer jefe del PCR, Otto Vargas, era el cuñado del que poco después fue líder del PC, Rubens Íscaro. Vargas estaba casado con su hermana, Clelia Íscaro. A su vuelta de China, muchos militantes del PCR se pasaron al peronismo, aunque otros se mantuvieron a distancia, alegando el tradicional método del “apoyo crítico”, que tanto ha servido en el pasado a los partidos de izquierda tanto para un barrido como para un fregado.

De todos modos, más allá de la historia, Gioja decidió reanudar con su carta la larga relación que mantuvo el Partido Justicialista con el PC chino durante décadas.

 

La carta completa de Gioja

 

Sr. Secretario General del
Comité Central del
Partido Comunista de China
Don Xi Jinping.
Con todo afecto.
Quiero hacerle llegar el saludo y toda la solidaridad del Partido Justicialista de la República Argentina.
Estamos al tanto del serio problema sanitario que afecta a esa Gran Nación y nosotros, como países políticamente hermanados, con un pasado que nos une, nos sentimos cerca del Partido Comunista Chino y de su pueblo en este difícil momento.
No tenemos dudas que con su liderazgo y los avances de las ciencias al servicio de la salud, sumado a los excelentes profesionales con los que cuenta su Nación, este episodio que concita toda la atención, pronto será superado satisfactoriamente.
Señor Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de China, Don Xi Jinping, reciba por mi intermedio un afectuoso abrazo de todo el Peronismo de la Argentina, que se solidariza en este duro trance sanitario que le juega el destino.
Un muy fuerte abrazo desde el fondo de nuestros corazones.
José Luis Gioja
Presidente
Consejo Nacional del
Partido Justicialista

Te puede interesar

Qué se dice del tema...