Nielsen: “Hay cada vez más dudas de que llegue a octubre”

Nielsen: “Hay cada vez más dudas de que llegue a octubre”

Advirtió que a Macri le será difícil llegar hasta octubre sino "toma medidas audaces". Dijo que es central "la falta de confianza", antes que las tasas.


La crisis económica argentina se ahonda cada vez más y las consecuencias son cada vez más graves. El dólar volvió a dispararse, las tasas siguen subiendo y no parece haber en el Gobierno más respuestas que vacilantes medidas de política financiera.

Paralelamente, el establishment comenzó a presionar al presidente para que comience a operar sobre la economía real. En este sentido, uno de los que dejaron oir su voz fue el exsecretario de Finanzas de Lavagna, Guillermo Nielsen, que reclamó “un ministro de Economía en serio”, amenazando con que “hay cada vez más dudas de que llegue a octubre”. Nielsen propuso además, para reemplazar a Nicolás Dujovne, a Carlos Melconian.

Entrevistado por periodistas de Radio Mitre, Nielsen reclamó “un ministro con los kilates necesarios. Es lo que ha estado faltando desde un principio”. El economista alegó que “necesitamos una figura de calibre y que sepa de política macroeconómica, algo que ha a estado muy ausente en este Gobierno. El perfil de Carlos Melconian está perfecto. Tiene los kilates, tiene calle“, disparó sobre Dujovne.

Algunos empresarios de alto calibre le reclamaron el año pasado a Macri, en plena crisis cambiaria, al mismo hombre. Es más, el presidente se había resignado a cambiar a Dujovne, pero Melconian le puso determinadas condiciones que no aceptó, asegurando así la continuidad de Dujovne.

De todos modos, Nielsen aclaró que “esto no es contra el actual ministro de Hacienda esto tiene que ver con que hay que hacer modificaciones muy profundas de reorganización económica y el Presidente tiene que buscar un ministro de calibre“. Luego golpeó sobre Macri al afirmar que éste “nunca se sintió cómodo con economistas de nivel“, razón por la cual convocó a profesionales dóciles y además les partió el ministerio en varias áreas separadas y evitó de esta manera soportar el peso de una figura que lo eclipse.

Pero el problema que desvela al stablishment es uno diferente al que suele ocupar las primeras planas. “Acá el problema no es la tasa de interés”, sino “la absoluta falta de confianza del Gobierno”. Reclamó a continuación que “el presidente tome medidas audaces. No tiene que quedarse en el chiquitaje que no está funcionando y que nos puede llevar a todos a una situación muy ruinosa”.

Tras cartón, Nielsen consideró que “cada vez que aumenta la tasa, pone a la economía en terapia intensiva. Acá hay un trasfondo de una profunda ausencia de confianza. Me parece que después de todos estos intentos de aumento de tasa que no funcionan, creo que el Gobierno debería buscar un segundo aliento. Me refiero a que llegó el momento de nombrar a un verdadero ministro de Economía“, volvió a plantear.

Pero el problema real que dejó en carpeta el exministro de Hacienda de la ciudad fue otro. “Aún falta mucho y el Gobierno tiene que llegar a octubre, tiene que entregar“, dudó, para agregar luego que “hay cada vez más dudas de que llegue a octubre“.

Por otra vía, Nielsen se mostró proclive a acompañar a su antiguo jefe en la cartera de economía. “Es muy importante un perfil como el de Lavagna en la oferta electoral. No nos podemos permitir un presidente que vaya a aprender cómo se maneja el aparato del Estado y cómo tiene que negociar con el FMI. Todo esto Lavagna lo conoce y de sobra“, finalizó.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...