Vetocracia Porteña

Vetocracia Porteña

Nosotros los ciudadanos porteños tenemos que evitar que se lleven todo puesto cada dos por tres. Macri tiene que “asumir el costo político de vetar leyes aprobadas por los representantes del pueblo”.


En un derroche de defensa de las instituciones los dirigentes del Pro manifestaron su preocupación por la posible Vetocracia.

Ellos decían temer abusos. En ese sentido sentenció Francisco de Narváez, "deberán asumir el costo político de vetar leyes aprobadas por los representantes del pueblo”.

Asimismo, el jefe de la bancada de Unión PRO, Federico Pinedo sostuvo que “vamos a acudir al pueblo para evitar que dos o tres se lleven todo puesto”.

Sin embargo, esta semana Macri vetó nuevamente una ley aprobada por la Legislatura. Se trata del proyecto para la creación de una Oficina Contra la Trata de Personas. Asimismo, días atrás, vetó 9 de los 18 artículos de la Ley de Publicidad Oficial, vaciándola de contenido.

En el mismo sentido democrático, el Jefe de Gobierno Porteño, vetó la ley que establecía un subsidio a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). Vetó el Registro de Ex Presos Políticos y la ley que creaba el Comité contra la Tortura. La cual pretendía controlar posibles abusos de la nueva Policía Metropolitana.

En base a las políticas porteñas podemos observar como él PRO se embandera en la defensa de las instituciones sólo cuando ocupan el rol de oposición. Porque en la Ciudad de Buenos Aires se vetan las leyes que buscan evitar los abusos de policiales, fortalecer a los organismos de Derechos Humanos, controlar el uso de publicidad oficial o tocar los intereses de los grupos poderosos.

Tomando sus palabras, nosotros los ciudadanos porteños tenemos que evitar que se lleven todo puesto cada dos por tres. Macri tiene que “asumir el costo político de vetar leyes aprobadas por los representantes del pueblo”.

Lic. Roberto Samar
Docente de Filosofía Política Moderna -UNLZ
Ex funcionario porteño

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...