El quinto peronismo y el quinto poder

El quinto peronismo y el quinto poder


17 de Octubre de 1945.

El peronismo aparece en escena cambiando la lógica cultural y política de su tiempo, una de sus características fue la capacidad para redefinir la noción de ciudadanía desde un nuevo molde de tipo social, a diferencia del liberalismo existente hasta ese momento que se caracteriza por separar el Estado, la política y la sociedad civil, e interpreta a la ciudadanía a partir de los derechos individuales y políticos.

El peronismo que nace, pone el concepto de ciudadanía en función del aspecto económico y social de la sociedad civil, desde una perspectiva activa, por medio de la ampliación de derechos.

Tanto es así que ante la pregunta de un periodista español sobre la conformación del electorado argentino, el General Perón le responde:

–Hay un 25% de radicales, un 2% de conservadores, un 15% de socialistas y un 10% de comunistas.

–¿Y los peronistas? –preguntó sorprendido el periodista.

–Ah, no, mi hijo, peronistas son todos

Si bien la anécdota es pintoresca, no deja de ser una realidad de lo que significó culturalmente la irrupción del peronismo, movimiento en el cual abrevaron sectores del radicalismo, del conservadurismo, del socialismo, del comunismo y del anarquismo.

Sesenta y nueve años después, un gobierno peronista vuelve a englobar el mapa político con un activo que desborda su identidad.

En los últimos dos meses, se produjeron movilizaciones como el acto de Nuevo Encuentro en Atlanta, el de la Cámpora en Argentinos Juniors, el del Movimiento Evita en Ferro, la Confederación Socialista en Foetra y el del Luna Park, organizado por MILES, el Partido Humanista, Solidaridad e Igualdad y el Partido Comunista, que muestran a las claras la vigencia de la pluralidad del movimiento peronista.

Siguiendo la cronología de Horowitz en los cuatro peronismos, luego de la experiencia menemista, nos encontraríamos en la actualidad con el quinto peronismo, aunque el autor no comparta este nuevo peronismo ya que considera como Sidicaro que en la etapa posneoliberal se agotaron los factores que habían hecho posible gobernar dentro de aquella matriz peronista.

«El deterioro estatal suprimió el locus en el que los peronistas se habían unificado como agentes políticos, la fragmentación del mundo del trabajo los dejó sin el sustrato social activador de su imaginario colectivo y las formas de reproducción de capital, producto de la globalización, redujeron la presencia socioeconómica de sus eventuales aliados patronales» Ricardo Sidicaro Los tres peronismos.

Sin embargo el peronismo no se agota en su base material como bien lo desarrolla Daniel James en Resistencia e Integración, el cual analiza el aspecto cultural en la conformación de su identidad como movimiento nacional y nos permite comprender cómo pudo seguir siendo protagonista, tras 18 años de proscripciones, cárceles y desapariciones.

Una de las características propias del quinto peronismo, es el aspecto cultural, su batalla. «la injusticia no es anónima, tiene nombre y dirección» Bertol Bretch

Si algo logró el kirchnerismo fue identificar y visibilizar a los grupos mediáticos hegemónicos, que lejos están de representar a los intereses ciudadanos y democráticos.

La aparición del quinto poder, como una forma de limite al cuarto poder que son los medios de comunicación concentrados, se conforma según Ramonet, por la sociedad civil y está relacionado con una realidad de época, las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Lo novedoso en el caso de Argentina es su particularidad, el peronismo del siglo XXI que da la posibilidad de la conformación simbólica del quinto poder, amplificado desde el propio estado y a través de una decisión política como fue la ley de medios, muestra una vez más la vitalidad del peronismo y su capacidad transformadora.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...