¿Democracia o plutocracia?

¿Democracia o plutocracia?

Debemos estar atentos y no podemos dejar pasar inadvertido que la plutocracia es la principal manera de discriminación masiva. Excluye a aquellos que no tienen los medios. Es tremendo ir decididamente hacia ella sin advertirlo, puesto que también queda fuera la clase media, en particular los profesionales y, ni que hablar de las clases más humildes.


Democracia: 2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Entonces, lo esencial en la democracia es la participación, o la posibilidad de la participación popular igualitaria en el gobierno o, al menos, de llegar a él.

Si ya es alarmante que los profesionales no estemos representados en ninguna lista de las 28 de Capital Federal (nunca asoman, y esta vez no es la excepción, miembros de los consejos profesionales de Ciencias Económicas, Escribanos, Abogados, Médicos prestigiosos etc.), empezamos a advertir, a partir de Macri el fenómeno de la plutocratización de la política argentina.

Así, vemos que los principales candidatos son para los comicios del 28 de junio son:

a) Un militante del PC, devenido en gerente de un banco el cual tenía como práctica habitual el esconder los depósitos en divisas de los ahorristas en las heladeras de esa institución bancaria y/o, los colocaba en cajas de seguridad que, obligaban a sacar a los trabajadores del Banco, sin perjuicio de que no se puede olvidar que cuando un abogado y sus clientes, iban a ejecutar un amparo a alguna de sus sucursales, varias veces fueron golpeados por personal de ese Banco. Claro, el candidato está bien a la nueva moda de la bosterización de la política. Sí, fue vicepresidente de Boca…

b) Otro banquero, esta vez con doble apellido, que a principios de éste siglo tuvo el "Alto Honor" de dirigir al BCRA en esa época del "chiquero financiero" y quien era el alma mater de las leyes "tapón" "antigoteo" y muchas otras destinadas a robar los depósitos de los argentinos. Lo más gracioso es que es candidato POR EL MISMO PARTIDO QUE mi amigo NITO ARTAZA (sí es ridículo) quien, se tuvo que ir a Corrientes para evitar la runfla de su partido.

c) Un colombiano que luce orgullosamente una serie absurda de tatuajes para un hombre de su edad y que luce la medalla de haber fundido “Casa TIA” y de trabajar de ¿?. Yo me pregunto y pregunto: ¿Alguien sabe o conoce algún proyecto, plan o idea de este “candidato”?

d) Una señora que estaba contra las retenciones móviles y, ahora, manifiesta que hay que aplicar retenciones según el caso, que pueden “variar”. ¿Según el caso? ¿Qué pueden variar? Entonces… ¿No serán, justamente retenciones "móviles? Militante por la Provincialización de la Ciudad de Buenos Aires –mal llamada autonomía plena- , alguna vez se molestó en un reportaje que le hicieran por televisión, sin basamento jurídico, político ni fáctico alguno, porque "pienso diferente" en cuanto a ese tema y, defiendo la Constitución Nacional, cuando sin ruborizarse dijo que "no le interesaba mi opinión y, que la Ciudad es una Provincia”, sí una ignorante en materia de conocimiento sobre nuestra Carta Magna. Ah, supuestamente, la candidata levanta las banderas de la centro izquierda pero, a la postre, secunda al Intendente de la Ciudad, quien como todo sabe se encuentra bastante alejado de posiciones liberales (valga el recuerdo que solo en Argentina un liberal es de derecha) y que no se caracteriza por su sensibilidad social.

Todos estos personajes de la política contemporánea ¿Son realmente representantes de la democracia o bien, lo son de la plutocracia?

Plutocracia también deriva del griego y sus acepciones son:

1. f. Preponderancia de los ricos en el gobierno del Estado.

2. f. Predominio de la clase más rica de un país.

No hay dudas de que estamos en presencia del fenómeno de estarnos corriendo hacia la plutocracia en la República Argentina. Se está verificando que, quienes no cuentan con medios económicos, no pueden participar ni ingresar a la política nacional, provincial o municipal. De esta forma, la garantía constitucional de elegido se queda pulverizada.

Se trata de otro coletazo de la década de los 90, habiéndose llegado a la absurda circunstancia de que quienes no tienen éxito económico no sirven para nada y, ahora, tampoco para participar activamente de la política. Solo son ejemplos a imitar aquellos que obtienen ganancias suculentas, sin importar como ni de donde provengan y no quienes estudian, invierten en el país, dan trabajo a través del campo, la industria o la empresa.

De haberse seguido el modelo plutócrata no podrían haber sido políticos jamás Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios, Nicolás Avellaneda, Arturo Illia, Nicolás Reppeto, y otros notables "pobres" de la historia Argentina.

Recordemos, por no ir muy lejos, lo que era nuestro Colegio Público de Abogados -antes de la llegada a la conducción de nuestro “Gente de Derecho”- cuando en su seno reinaba la plutocracia… En aquellos oscuros días, ninguno de los abogados sin dinero, padrino o, apellido podía integrar una lista de candidatos en puestos de expectativa, ser parte de una comisión y, ni que hablar de un Instituto.

¿Para qué el Colegio iba a brindar a sus matriculados jurisprudencia en Internet gratuita, como hacemos en la actualidad, si la profesión era para una clase social acomodada y, los demás resultaban de segundo orden? ¿Para que un banco y un correo en el Colegio si los dueños de los grandes estudios mandaba a los cadetes a cualquier Banco o a Federal Express a hacer la fila?

Debemos estar atentos y no podemos dejar pasar inadvertido que la plutocracia es la principal manera de discriminación masiva. Excluye a aquellos que no tienen los medios. Es tremendo ir decididamente hacia ella sin advertirlo, puesto que también queda fuera la clase media, en particular los profesionales y, ni que hablar de las clases más humildes.

No digo ni se me cruza que, quienes provienen del estamento del “dinero” no puedan o no deban ser candidatos, sino que no pueden quedar en sus exclusivas manos los destinos de la República.

Los representantes de otros estamentos económicos también tenemos derecho a participar.

No perdamos nunca de vista que:

"Art. 14.- Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender" (Artículo 14 de la Constitución Nacional).

"Art. 15 La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas" (Artículo 16 de la Constitución Nacional).

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...