Con la Democracia no se juega

Con la Democracia no se juega


Ante los acontecimientos que son de dominio público, el Sindicato de Trabajadores de Edificios, SUTERH, hace saber a la opinión pública su más enérgico repudio ante las maniobras realizadas por grupos enquistados en las fuerzas de seguridad que buscan generar situaciones tendientes a instaurar un clima político destituyente que atente contra el normal funcionamiento de las instituciones democráticas de la republica.

Los históricos enemigos de las mayorías populares que han revalidado con su voto el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, están intentando conducir un conflicto que ya se encuentra solucionado a lugares oscuros a los que los argentinos no queremos ni estamos dispuestos a volver.

Son los mismos que propician la violencia y el golpismo abiertamente, los que intentan generar un clima de desestabilización a través de una serie de hechos que van en escalada como si estuvieran escritos de antemano por lo sectores que están dispuestos a todo antes que perder sus malhabidos privilegios.

Los efectivos de las fuerzas de seguridad son parte del pueblo trabajador y humilde que no se debe dejar engañar por los que nos sometieron a humillaciones durante años, por los que asesinaron, torturaron y persiguieron a compatriotas para que unos pocos empresarios se llenen los bolsillos.

Comprendemos el reclamo de los afectados en su salario por la implementación contraria al sentido de un decreto que cumplía con un fallo de la Corte Suprema de Justicia.

El objetivo del decreto 1307/12 es recomponer la escala salarial para terminar justamente con las inequidades en beneficio de los que menos ganan, quienes por culpa de una sospechosa y sugestiva equivocación en la liquidación se vieron increíblemente perjudicados por una decisión presidencial en su beneficio.

Como trabajadores de edificios hacemos un llamado a la reflexión a quienes en defensa de un justo reclamo han adoptado una insostenible e injustificable actitud que pone en serio riesgo el sistema de convivencia democrática que a los argentinos tanto nos ha costado recuperar y mantener.

La solución al problema planteado está alcance de la mano y es posible si cada sector cumple con el rol que la constitución y las leyes de la república le asignan. El gobierno ha manifestado su clara voluntad de llevar tranquilidad a los hogares de los miembros de la prefectura y la gendarmería y al de todos los argentinos y argentinas de bien que quieren seguir avanzando hacia una sociedad más justa y democrática cada día.

* Secretario General Suterh

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...