"Por Macri hay muy poco para festejar"

"Por Macri hay muy poco para festejar"


Hoy 11 de septiembre se celebra el Día del Maestro y creo que en particular ésta no será una jornada de festejo, como anteriores, sino un día para reflexionar porque hoy el ámbito escolar está atravesando por una situación crítica.

Por desgracia, en la actualidad, los docentes de la escuela pública de la Ciudad de Buenos Aires (lugar en que me desempeño como profesora), no contamos con el apoyo del Gobierno Porteño bajo ningún aspecto.

A este ingeniero no le interesa la educación pública y privilegia siempre a las instituciones privadas. Su accionar ante lo público muestra que vive en la estratósfera.

En este sentido creo que deben reducirse inmediatamente los subsidios a los colegios privados y destinar esos fondos a fortalecer las escuelas del estado.

Son varias las políticas de vaciamiento que viene sufriendo la comunidad educativa desde el comienzo de la actual gestión, y es una pena que tengamos que estar hablando de cierre de cursos en las escuelas públicas, despidos a docentes por pensar distinto y reclamar por sus derechos, recortes en los planes de estudio, subejecución de presupuesto en las escuelas públicas y techos que se caen. También hay colegios que se inundan por falta de mantenimiento, viandas escolares de pésima calidad, producto de los negociados de la gestión actual que no le importa lo que comen los chicos, mientras sea la más barata, persecuciones a los alumnos y docentes cuando reclaman mejoras en su lugar de estudio y trabajo respectivamente, entre otras políticas que van en un claro sentido: la desarticulación de la escuela pública,

Es una pena como docente y ciudadana vivir todos los días esta situación. Seguramente Sarmiento cuando pensó en la Escuela Pública lo hizo buscando la excelencia, fomentando la inclusión de todos aquellos que quieran educarse y formarse en un ámbito decente, en buenas condiciones, y, por sobre todo, respetando al otro. La actualidad marca una gran diferencia con aquella Escuela que Sarmiento promovió.

Ser educador hoy es difícil y hasta muchas veces frustrante, sobre todo cuando veo que desde un gobierno como el actual se destruye poco a poco todo lo que costó construir durante tantos años. Como docente creo que enseñar es mucho más que ir a dar clases a los chicos, es enseñar a pensar en qué sociedad queremos vivir y poder brindarle las herramientas necesarias para modificar aquellas cosas que no nos gustan, desde el respeto y la comprensión. Somos los responsables de formar jóvenes con valores e ideas.

Desde el Partido Socialista Autentico luchamos por una buena educación y defendemos los derechos de los Maestros. Para nosotros es muy importante Por eso es tan especial celebrar este día.

"Maestros a celebrar la lucha y no bajar los brazos en defensa de nuestra escuela pública”…

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...