Los "olvidos" del Ministro Alak

Los "olvidos" del Ministro Alak


Resulta paradójico que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, visite por estos días el Hospital Borda, justo cuando salieron a la luz informaciones sobre el funcionamiento del Servicio Penitenciario Nacional. Hubiera sido importante su intervención y presencia cuando la Presidenta de todos los argentinos decidió dejar indefensos a los pacientes y al equipo interdisciplinario de salud, al retirar a la Policía Federal de los hospitales públicos.

El Ministro Alak no contó que todas las áreas de pacientes están calefaccionadas y cuentan con agua caliente. Tampoco hizo comentario alguno sobre la obra que se están realizando de instalación eléctrica nueva y los 12km de de cañerías de gas nuevos. Evidentemente, se le olvidó mencionar las obras terminadas de los Pabellones "A", "B" y "Amable Jones", la refacción total y terminada de la cocina y los baños que se están reciclando a nuevo.

Probablemente, el Ministro no se haya enterado que en el año 2007 recibimos los hospitales con un alto grado de deterioro producto de años de desinversión; motivo por el cual, asignamos el 22% del presupuesto a salud (la Prov. de Bs.As., provincia de la que es oriundo el Ministro, asigna el 6%).

El Hospital Borda tiene 150 años y por su antigüedad, se ajusta a normativas urbanísticas más complejas (como todos los edificios anteriores a 1941 y más los declarados patrimonio histórico) que dificultan su reacondicionamiento, máxime cuando administraciones anteriores no realizaron mantenimiento alguno.

Respecto a la situación de la atención de la salud mental, los hospitales Borda y Moyano están haciendo la evolución que debe hacer un hospital psiquiátrico. En la década del 50 había 5000 pacientes internados; en los ’70, 2800; en los ’90, 1300; ’07, 800, hoy, 680. No se quiere cerrar hospitales, esto es producto de la evolución y el concepto de la medicina. Por este motivo, esta gestión esta cumpliendo con desmanicomialización, y, en función de ello, se han articulado dispositivos como las casas de medio camino y los talleres protegidos.

Evidentemente, el Ministro no conoce el sistema de Salud; el número de consultas anual es de 9.300.000; 181.000 internaciones y 30.000 partos; cuenta con 32.000 profesionales y auxiliares sanitarios.

Seremos la gestión que terminará con las eternas filas de madrugada para obtener un turno para atenderse. En 2013 habilitaremos la oferta de turnos que se podrán obtener en mostradores dentro de los establecimientos, en terminales de autoconsulta a través de pantallas electrónicas y teléfonos instalados en los hospitales -con una base común y unificada- y a través de la línea 147, cómo así también por internet.

Es menester recordar que el 60% de los pacientes atendidos provienen del conurbano bonaerense, lo cual nos enorgullece desde lo solidario del modelo sanitario, pero demuestra los problemas endémicos que arrastra el Sistema Público Nacional, causados por la ausencia del rol directriz del Ministerio de Salud Nacional en el desarrollo de un plan estratégico articulado entre la CABA, la provincia de Buenos Aires y el gobierno de la Nación para que el sistema hospitalario de la CABA, que representa cualitativa y cuantitativamente la mejor oferta médica del país, contara con el aporte de fondos desde esas tres jurisdicciones para que la atención a todos los argentinos y extranjeros, estuviera garantizada.

* Legisladora de la Ciudad (PRO), vicepresidenta de la Comisión de Salud.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...