"Con esta oposición hay macrismo para rato"

"Con esta oposición hay macrismo para rato"

Cuando parecía que ya lo habíamos visto todo, llegó Lemus a la Legislatura y comprobamos que efectivamente la política es el arte de lo posible. Las cartas ya estaban dadas, el Ministro de salud venía a dar la cara otra vez y parecía que esta vez no zafaba, "Esta vez nos lo llevamos puesto", decían relamiéndose los diputados de la oposición.


Podía pasar cualquier cosa, todo era posible, pero con sorpresa vimos que la visita del cuestionado Ministro sirvió para que esta misma oposición, unida solo por su carácter "anti", monte un show de vedettismo individual que no hizo mas que reforzar la posición del cuestionado Ministro.

Cuando empezó la reunión, cerca de las 14 horas, había casi 30 Diputados en la sala, a pocos minutos de empezar,-mientras el Presidente de la Comisión le daba la palabra a todo aquel que quisiera pegarle al Ministro-, ya se comenzaban a ver actitudes de divismo por parte de algunos de los diputados participantes. Como suele pasar, la primera diputada en hablar desplegó todo su encanto atrás de sus ojos azules, salió en todas las fotos (como suele hacer), robó un poco de cámara, se levantó y se fue para volver a las dos horas, repetir la actuación y volver a irse. Mientras tanto el Presidente de la Comisión trataba de conducir la reunión haciendo uso discrecional del micrófono, lo que fue altamente reprochado por un diputado PRO que finalmente logró hablar luego de 4 horas de pedir infructuosamente la palabra.

Otra de las nuevas diputadas no perdió oportunidad de gritar casi en forma desenfrenada tantas veces como pudo, emulando a su antecesor y modelo José Corzo Gomez. Mientras esto pasaba, una Diputada ex funcionaria, estaba afuera repartiendo gacetillas donde explicaba que el Ministro debía renunciar, y el Presidente seguía metiendo bocadillos ante todas las preguntas y respuestas, parecía que había venido muy preparado y que cuando le tocara hablar ardería Troya, a su izquierda, una desorientada Directora de la Comisión, que aún no se enteró que no es Diputada, no sabía si asentir, aplaudir o que hacer ante cada orador.

Mientras todo esto pasaba, Lemus seguía contestando como si nada sucediera, todos seguían peleando por ver quien era mas opositor, Peronistas ex Kirchneristas, Kirchneristas, Kirchneristas anti peronistas, Ibarristas, ex Ibarristas, radicales no aristas, etc. Y el Presidente seguía manejando el micrófono, dando o no dando la palabra a su criterio y metiendo bocadillos, ¿qué pasaría cuando finalmente le toque hablar?

Ya habían pasado mas de 5 horas de reunión, los casi 30 diputados del principio ya eran 6 o 7, claro está, cuando después de una hora de reunión no habían traído ni una medialuna, la mayoría huyó en épico tropel. Quedaban pocos, los ánimos se habían calmado, Lemus seguía hablando y el Presidente sin preguntar, de repente, a las 19.30 ya nadie tuvo mas preguntas, el Ministro agradeció con uno de sus habituales discursos y todo terminó entre besos y aplausos, todos se levantaron y nos quedamos con ganas de escuchar las preguntas que había elaborado la nueva fuerza política.

¿Qué pasó?, evidentemente es así, la Política es el arte de lo posible, el Ministro que de política parecía no saber nada, condujo la reunión a su antojo, demostró, a pesar de su estructura física, tener la cintura necesaria para aplacar a "la férrea oposición".

Otra vez Lemus vino a la Legislatura, otra vez un ministro de Macri vino a la Legislatura, otra vez salió bien parado, sin duda el mérito es de el, pero…, si la oposición se sigue preparando así, no caben dudas, hay macrismo para rato.

Marcelo Karasik
Ex Director de la Comisión de Salud

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...