"Vamos a terminar con la criminalización de la protesta"

"Vamos a terminar con la criminalización de la protesta"


No hay democracia sin protesta. Hoy existen cinco mil imputados que padecen esta persecución penal, ya sea en carácter de imputados, procesados o condenados, por movilizarse en reivindicación o reclamo de sus legítimos derechos.

En la resistencia a los 90, los movimientos sociales ganamos las calles y conquistamos la legitimidad de los reclamos por los derechos legítimos de los trabajadores. Lo hace simbólicamente construyendo a los luchadores sociales como delincuentes y ahora les planta causas para legitimar esa construcción. La relación entre el aumento de causas y la retórica kirchnerista es directamente proporcional; a partir del 2003 hay un claro incremento en la judicialización.

El referente de la comunidad Potae Napocna Navogoh (La Primavera) Félix Díaz, quien denunció haber sufrido la semana pasada un intento de asesinato volvió a acusar al gobierno provincial de Gildo Insfran de persecución. Presentó también una causa judicial en la que se pretende describir a quienes resisten la usurpación de un territorio que les pertenece ancestralmente como germen terrorista.

*diputado nacional de Proyecto Sur

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...